Consejos de una abuelita modernaGente PV

¡Frente a los niños no!

Si todos los niños son educados con amor, en un ambiente de respeto, dignidad, igualdad, libertad (no libertinaje), paciencia, protección familiar, escolar y gubernamental; con creencias honestas, gran respeto, sin olvidar las bases cívicas y éticas… Serán el día de mañana unos padres y ciudadanos ejemplares.

.

Por un México mejor

.

Es verdaderamente alarmante la cantidad de “adultos menores” existentes en nuestra vejada Nación; después del famoso “Plan Estratégico” para evitar embarazos prematuros y no deseados en niños y jóvenes, aplicado a nivel nacional y en forma grupal, sin tomar en cuenta que cada ángel  terrenal es un ser único e irrepetible, y dentro de esos grupos no faltan criaturas en realidad inocentes, muy tímidas e inmaduras para participar en las “famosas clases de  educación sexual”, donde hasta les reparten condones y pastillas, explicándoles  con algunas frutas la forma correcta para que tengan mayor conocimiento y protección ¡aunado con la materia sobre “Los Derechos de los Niños“ (olvidando que todo ciudadano antes de exigir sus derechos “Tiene que cumplir con sus obligaciones”, si en realidad queremos vivir en un país respetuoso, libre y equitativo)

Agregando a esas clases los teléfonos del D.I.F. ¡Para que los hijos en caso “necesario” denuncien a sus propios padres!

¡Resultados desastrosos!… ¡Se necesita estar descerebrado para no reconocer la realidad que ha causado en las “Nuevas (de)generaciones”!… Y aunque no lo crea, aumentaron:

  • El número de “adultos menores” viviendo su “Amor” (Sexo libre) ¡Sin estar casados!
  • En forma impresionante las enfermedades venéreas desde herpes (bucal y genital) al SIDA…
  • Los embarazos no deseados, y esos divinos ángeles terrenales ¡pagan las consecuencias!
  • Los abortos y muertes de “madres niñas” o jóvenes mal atendidas…
  • Las jovencitas libertinas, ¡que están quitándoles el trabajo a las prostitutas de profesión!
  • El número de niños y jóvenes rebeldes… ¡Que ni sus propios padres pueden controlar!
  • Los problemas infantiles y juveniles, por eso hay mayor número de “adultos menores”… ¡con graves problemas físicos y psíquicos! Desde severas Adicciones al sexo y pornografía, fumadores, alcohólicos, drogadictos, traficantes de todo tipo…¡Hasta asesinos!

Una vez más suplico… ¡FRENTE A LOS NIÑOS NO!

¡No más educación sexual en las escuelas!, porque es una obligación y un derecho de los padres para con sus hijos, ¡no deben delegar esa responsabilidad a terceros! Por amor a Dios antes de hablar papá y mamá, pregunten qué es en realidad lo que la criatura quiere saber…

Les contaré la historia de una niña que al regresar del colegio de las Religiosas, le preguntó a su mamá y abuelita qué es pene. Ambas adultas se desmayaron, el abuelo le gritó que si para eso iba al colegio de monjas. Al llegar el papá y ver tanto drama, la niña temblando le dijo que sólo había preguntado qué es pene, y el padre furioso le comenzó a explicar… Pero al ver que su hijita se ponía cada vez peor, se detuvo y le preguntó: “Bueno, ¿para qué quieres saber eso?” Y ella con voz temblorosa le dijo: “Es que una monjita murió, y la Directora nos dijo que rezáramos para que su alma no pene”…

¡FRENTE A LOS NIÑOS NO! ¡No se griten ni peleen problemas de adultos! Son de adultos, ¡no sean crueles!… ¡Dejemos de destrozar la inocencia de nuestros ángeles!

¡FRENTE A LOS NIÑOS NO!… Por amor a Dios, a nuestros divinos ángeles, familia, comunidad y nuestro México adorado; reconozcamos el valor del tiempo, porque hay un tiempo para todo, por eso no es conveniente hacerlos “adultos” ¡antes de tiempo!

Y aunque digan los sabios más sabios que los genes cuentan mucho… Como “yo sólo sé que no sé nada”, pero he comprobado que el amor… ¡puede vencer al más incrédulo!; y aunque un niño haya llegado a éste enigmático planeta Tierra, en condiciones adversas… ¡Sí hay personas misericordiosas que los adoptan, aman y los tratan como ángeles terrenales que en realidad son!, y también he observado que llegan a ser ciudadanos ejemplares dignos de toda admiración, respeto, y sobre todo muy agradecidos con sus maravillosos padres adoptivos… ¡Cuántos niños violentados o demasiado “consentidos” (educados con nanas, porque los padres están muy ocupados en sus compromisos… ¡Se llegan a avergonzar de sus propios padres cuando son adultos!

Ahora, sólo hay que observar que si todos los maravillosos ángeles mexicanos que representan nuestro futuro, son educados con amor, en un ambiente de respeto, dignidad, igualdad, libertad (no libertinaje), paciencia, con  mucha protección familiar, escolar y gubernamental; con creencias honestas, gran respeto, sin olvidar las  bases cívicas y éticas… Serán el día de mañana unos padres y ciudadanos ejemplares, y con la unión y el amor de todos unidos, podremos sacar a nuestro grandioso país del gran caos en que unos pocos poderosos con inaudito egoísmo y ambición desmedida, ¡trataron de vender hasta lo invendible! Sin olvidar que en sus infames campañas deshonestas, utilizaron un léxico vulgar sin importarles escuchar el grito desesperado de sus conciencias desequilibradas suplicándoles ¡FRENTE A LOS NIÑOS NO!

Cariñosamente Ana I.