Turismo… promoción

Por Humberto Aguilar

.

Han cambiado en México los sistemas de promoción turística por instrucciones de Andrés Manuel López Obrador.

Originalmente en cada ciudad como Puerto Vallarta, Bahía de Banderas, Mazatlán, Acapulco, incluso en Cancún se crearon los Consejos de Promoción Turísticas que administrarían los ingresos del impuesto que se cobra en todos los hoteles de México precisamente para promover el turismo en el extranjero. ¿Se imaginan? Se cobra un impuesto del 3% sobre ocupación en todos los hoteles. ¡Un dineral!

En todos los destinos, incluso en las grandes ciudades se hizo una extraordinaria promoción en las ciudades consideradas como mercado natural para atraer turismo. Solamente que a partir de este año, López Obrador decidió cambiar los sistemas de promoción, determinó que la promoción la hagan las embajadas y los cónsules de México en cada lugar, por ejemplo en México, en Canadá, en los Estados Unidos, así como en Europa.

Cada año en Madrid se celebra la feria internacional de turismo, oficialmente el secretario de Turismo se hizo cargo para contar con un módulo en donde estarían todos los destinos mexicanos promoviendo la visita a nuestro país.

Solo que dos gobernadores decidieron estar presentes y promover por su cuenta a sus entidades, ellos son Alejandro Moreno Cárdenas, de Campeche, y Quirino Ordaz Coppel, de Sonora. De su presupuesto hicieron el gasto e incluso se pagó un módulo y llevaron personal de su gobierno para hacer la promoción. El módulo de Campeche fue el más exitoso de todos, obtuvo el premio como el mejor, en donde estuvieron las principales ciudades de Europa, Roma París, Berlín, en fin, las 28 entidades de la Unión Europea. La FITUR fue un éxito como ya lo narramos en columnas publicadas en Vallarta Opina. Vale decir que el módulo en conjunto de la Secretaría de Turismo pasó sin el éxito deseado, indudablemente no se hizo un buen trabajo.

Quirino Ordaz Coppel logró compromisos para construir un hotel en Mazatlán con inversión de 40 millones de dólares, 700 cuartos de la marca Riu. Por su parte el gobernador de Campeche atrajo también inversiones para ese estado y anunció que en el segundo semestre de ese año los grandes barcos de ese turismo van a visitar los puertos de Campeche.

En tanto, el presidente de México determinó que ese monto de dinero del impuesto de 3% se dedicará a la construcción del tren maya.

Sobre el éxito de las embajadas y el trabajo de los cónsules solo se va a ver al terminar el año al tiempo de revisar la ocupación.

Por lo pronto en Puerto Vallarta se anuncia que esta temporada bajará el número de visitantes extranjeros, la ocupación se estima que bajará un 7% con relación a las exitosas temporadas de otros años cuando el Consejo de Promoción Turística de esta entidad trabajaba por su cuenta en alianza con el consejo de promoción de Bahía de Banderas que se vende como un solo destino turístico.

La verdad la sabremos al terminar el año, pero es indudable que la labor en conjunto va a ser diferente.

Turismo y promoción en forma organizada lo determina el éxito de cada Consejo.