Grupo de huicholes se oponen a Maximino Gonzáles como delegado en Nayarit del INPI

Por Rafael Delgado Gutiérrez

.

Un grupo de indígenas huicholes viajará la próxima semana a la Ciudad de México, con el fin de reunirse con el director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

El objetivo es desconocer como encargado o delegado de esta dependencia en Nayarit, a Maximino González Salvador, de quien dicen no es una persona honorable que luche a favor de los indígenas.

Por el contrario, busca su beneficio personal con proyectos que ha impulsado como la construcción de cabañas en el municipio de La Yesca donde presuntamente invirtió 10 millones de pesos y que hoy están en el abandono, denunció Braulio Muñoz Hernández, líder del Movimiento en Defensa de Tateí Aramara. (La Diosa del Mar)

Señaló que Maximino González es miembro activo del PAN, fue candidato a regidor y coordinador de la campaña del ex candidato presidencial Ricardo Anaya Cortes en el municipio de La Yesca.

Sobre esa base, cuestionó Muñoz Hernández que no es posible que ahora en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pretenda ser el delegado en Nayarit del INPI y cuya aspiración, Maximino Muñoz difunde en Redes Sociales que es el titular cuando en la Ciudad de México hay un funcionario de nombre Guillermo que lo sostiene como encargado del despacho mientras se designa al nuevo.

Mientras tanto, aseguró que hay inconformidad en Nayarit en la comunidad wixárica porque en la realidad, los que trabajaron por MORENA, no se les toma en cuenta, refirió.

Sostuvo que nunca vieron a Maximino trabajar por el proyecto de López Obrador y tampoco cuando se fundó MORENA como partido hace tres años, para difundir que es el delegado del INPI en esta entidad.

“Nosotros desconocemos ese nombramiento y lo vamos a desconocer si no es aquí, lo vamos a hacer con Andrés Manuel López Obrador. De hoy en ocho días salimos en un autobús más de 50 wixáricas directo a Palacio Nacional”, adelantó el líder indígena.

A pregunta expresa, refirió que en una reciente visita a la Ciudad de México se entrevistaron con el director del INPI, Adelfo Regino Montes, a quien cuestionaron sobre el nombramiento de Maximino González sin consultar a los pueblos originarios.

Sin embargo, Muñoz Hernández mencionó que el director del INPI les dijo desconocer totalmente esta situación bajo el argumento de no contar con sus antecedentes y por esta decisión podría salirle el “tiro por la culata”, advirtió.

Expuso que en las Redes Sociales Maximino y el ex diputado Santos Rentería promocionan el nombramiento del primero sin que se realizará una consulta tal como lo establece la normatividad de la Organización Internacional del Trabajo en su artículo 169, que dice: los pueblos originarios tienen que consultarse antes y no después.

Señaló que Maximino González es oriundo del estado de Jalisco y contrajo matrimonio en Nayarit, sólo que es un personaje corrupto y autor del fracaso de un proyecto de ocho cabañas para el turismo donde se invirtieron 10 millones de pesos del erario públicos y que actualmente están en el abandono en la sierra de La Yesca.

Dijo que la gente de Guadalupe Ocotán odia a Maximino por lo que hizo con este proyecto del que nunca dio cuentas claras y aparte cobraba a cazadores 15 mil pesos por matar guajolotes en los tiempos del ex gobernador Roberto Sandoval, aseveró Muñoz Hernández.