AMLO y el estado de derecho

Por Juan Antonio Llanes

.

Hola. Pues qué le vamos a hacer, el tema: AMLO y la percepción de su administración.

Al paso de los casi 60 días de su administración, el gobierno del presidente López Obrador muestra facetas que para muchos, los ahora llamados “amlovers” o amlofilos, lo ven como un gobernante que está cerca del pueblo y dispuesto a enfrentarse a todas las mafias habidas y por haber. Sencillo, carismático, con un lenguaje que le entienden, y confiados que las decenas de promesas comprometidas a realizarlas las hará efectivas. No dudan que el personaje tabasqueño acabara con la corrupción, la impunidad, la criminalidad, las muertes por el narcotráfico y que cumplirá cabalmente con el desempleo y los altos niveles de pobreza que se viven en el país, vamos, que veremos en los años por venir, otro México, el de prosperidad, paz social y amor, mucho amor entre los mexicanos. Se oye bien, a poco no.

Por el otro lado, el sector de aquellos connacionales, los “Amlófobos” o “Anti-amlos”, que están nerviosos, desconfiados y escépticos ante el escenario complicado en el que está inmerso el nuevo gobierno federal y que todo le critican y dudan de los resultados de sus acciones, y las confusas declaraciones del Presidente que son descalificadas posteriormente por los aludidos en ellas, o sea no, hay mucho material que abona al origen de un sector de mexicanos apóstatas de la doctrina “lopezobredorista”, para quien todos aquellos que le reprochan o reprueban la toma de sus decisiones son “conservadores, “fifís”, o “prianistas”. Para muestra están las redes sociales, donde se manifiestan las “alturas” de las discusiones y diferencias de apoyadores y fustigadores.

Ciertamente, en estas primeras semanas, y por las acciones y consecuencias derivadas de las mismas, es evidente que López Obrador si actúa de “buena fe”, -tal vez se quedó en otro siglo-, persuadido, eso cree él,  que los mexicanos, sin excepción, somos inclinados al virtuosismo, la indulgencia, a la caridad humana y la generosa participación ciudadana, que solo precisamos de guías y buenos ejemplos. Nadie es malo, solo incomprendido.

Digo, porque de que otra manera se entiende cuando su modelo de gobierno lo proyecta en expresiones como “paz y amor”, “perdón y olvido”, lo “pasado, pasado” y ahora, con la provocadora y delincuencial postura de los facciosos, extorsionadores y chantajistas “profes” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, que tienen paralizadas desde hace aproximadamente 17 días las vías férreas en Michoacán, asfixiando la economía y la paz social del estado, (lograron 5 mil plazas de base para sus agremiados y ahora le exigen al gobierno de la República, indemnizaciones del orden cercano a los 6 mil millones de pesos como pago de gastos, retrasos en prestaciones y quien sabe qué diablos más), AMLO se dice renuente a aplicar la ley, -el Estado de Derecho-, y pide de los facciosos dizque maestros, retomar los diálogos y suspender sus provocaciones porque “la gente va a pensar mal de ellos y eso no beneficia al movimiento”.

Ante la apremiante solicitud de los sectores sociales de Michoacán para que se despejen las vías férreas, el tabasqueño reitera que no va a utilizar la fuerza pública y que “no caerá en provocaciones”. Como es posible, anteponga el interés de unos cuantos, ¿cientos? de provocadores al interés de los michoacanos y de los sectores productivos. Y que sigue, sí Oaxaca, Chiapas, CDMX, ven el “camino que se les abre”?

Ya está visto que sus llamadas a la sensatez, al orden, a los acuerdos civilizados, a la estabilidad social, simplemente, caen en el vacío. Aquí, en estos momentos difíciles sobra la sotana y el báculo, se requiere carácter y firmeza para actuar en consecuencia.

.

NIVEL DE INCOMPETENCIA DEL GABINETE

La percepción de un gran sector de la sociedad es que Andrés Manuel López Obrador debe de imponer el orden y la paz antes de aspirar a una reconciliación nacional. Tiene que atender primero y darle prioridad a la despolarización que se hace presente con una intensidad preocupante.

Es evidente que para tal acometida requiere el apoyo de una buena parte de su gabinete. No todos reman con el mismo vigor y certidumbre. Lo vimos ya con el problema del abasto de gasolinas donde el director de Pemex, Octavio Romero, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, mostraron un nivel de incompetencia que bien les merecía el despido. Ya ahora con el problema de incumbencia federal, también estatal, del bloqueo del paso de trenes en Michoacán, la ineptitud e ineficacia del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriu, y de la flamante Secretaría de Gobernación que no se han visto coordinados para darle solución al problema y quien se lleva la rechifla del respetable, es…sí, López Obrador.

.

NOTITAS DE “BOTEPRONTO”

1.-Soy de los que creen, que la participación activa de las mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad generan entornos profesionales, honestos, éticos, y propositivos donde participan, y que llega el tiempo para que ellas asuman roles protagónicos en la vida pública de Puerto Vallarta y del país. La incursión de féminas en el Ayuntamiento, ha oxigenado un ambiente donde las truculencias e intereses se generan con las complicidades de los grupos políticos partidistas. Da gusto que gentes como Laurel Carrillo, ahora, antes, Susana Carreño y otra más que no menciono por la falta de espacio, pudieran animarse en  materializar un proyecto político a futuro con positivas viabilidades de triunfo electoral. Miren, está el caso de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias, filial PVR que preside Jhovanee Monge y que integran Marcia de Aguilar, Caterime Pregazzi, Rocío Jiménez, Eva Solórzano y Rosa Alicia Limón. El camino está despejado para mujeres emprendedoras y participativas en la vida de la sociedad. Anímense, además pues ya tienen un excelente asesor, el Dr. Javier Orozco Alvarado, con experiencia y buena imagen en la ciudad.

2.-Recuerdan cuando el entonces candidato de Morena a la Presidencia de la República “hablaba pestes” de la participación de los militares en la cruzada contra los cárteles del narcotráfico, que había que quitarlos de las calles y regresarlos a sus cuarteles. ¿Sí? Y ahora, por lo que se observa, para preocupación de muchos miembros de su gabinete, y millones de ciudadanos, los quiere poner al frente de uno de sus principales proyectos de gobierno, la creación de la Guardia Nacional y les está dando un poder que nadie imaginaba. Cuidado, la militarización no es la decisión más acertada.

3.-Explíquenme con manzanas por favor. Cómo está eso que el Gober Alfaro “decretó” la cesación del servicio de Uber y demás empresas que compiten por ser opciones para la movilidad de pasajeros en el puerto, y además, ya dictaminó que el servicio de taxis es, vamos, inmejorable. Una decisión política acordada con el líder cetemista Rafael Yerena. ¿Bajo qué términos o compromisos? Y la Ley qué, o a poco cree que el gruñón gobernante que las empresas se van a quedar con los brazos cruzados, para eso están los tribunales. La libre competencia es sana y los beneficiarios son los usuarios que tienen las opciones para contratar los servicios que consideran más viables.

4.-Y ustedes, ¿Cómo se enlistan “amlovers o amlofobos”?

Nos vamos. Sonrían y sean felices…inténtelo, además es gratis.