No solo del turismo viven los vallartenses

El turismo va de la mano con el arte, la cultura y el deporte. Puerto Vallarta es un museo abierto al público. Ésta feria del libro, además de ser un imán para los lectores, tiene el objetivo de ser una plataforma donde los escritores locales puedan dar a conocer su trabajo.
–  Arturo Dávalos Peña, presidente municipal.

.

Por Remberto Hernández Padilla (*)
remegida@gmail.com

.

¡ VIVAN LOS LIBROS !

Quienes no vivimos en ese hermoso Puerto, pero nos preocupamos por lo que ahí acontece, y escribimos en el periódico diario “Vallarta Opina”, estamos complacidos por la atinada decisión por parte de las autoridades municipales de impulsar la cultura de sus pobladores vallartenses.

En los últimos años, durante las administraciones (la anterior y la actual) del presidente municipal Arturo Dávalos Peña, se conoce de la dinámica en favor de la cultura, especialmente de sus promotores como la actual directora del Instituto Vallartense de Cultura, Marina de los Santos Álvarez; de Osvaldo Juárez Ortega, presidente de la Fundación Cultural Mecenas del Libro, A.C. así como el Regidor Presidente de la Comisión Edilicia de Cultura, Luis Alberto Michel Rodríguez, quienes fueron los dinámicos promotores  de la “Cuarta Edición de la Feria de la Lectura de Puerto Vallarta”. Se ha de decir que a este esfuerzo cultural que inició en el 2015 se han sumado varios empresarios que han respaldado este tipo de actividades en beneficio de la población.

A partir del 25 de enero, y durante once días, los vallartenses están acudiendo  a la plaza de armas en donde  han encontrado cientos de títulos de libros, a bajo costo, que ofertan cuarenta casas editoras. Este año la feria tuvo como su invitado de honor al poeta Javier Sicilia, quien participó  en una velada literaria.

.

RECONOCIMIENTO A LOS PROMOTORES DE LOS LIBROS

Ante la historia de México han trascendido varios personajes que impulsaron la producción de libros, y procuraron acercarlos, promoviendo su lectura, entre todas las personas.

Hace casi 100 años que un visionario secretario de Educación, José Vasconcelos se planteó la gran hazaña de inundar el país con buena literatura y, con libros que por su costo fueran de fácil acceso a la población.

Con el presidente José López Portillo, y de la mano del gran editor Felipe Garrido, conocimos la importante serie denominada “Lecturas Mexicanas; esos libros editados por el Fondo de Cultura tenía la ventaja de que eran (y son) libros básicos y baratos.

Con Miguel de la Madrid, antes de asumir la presidencia, y al frente de la referida editorial, se lanzaron los “Periolibros” (libros ilustrados en papel periódico) con Adolfo Castañón dirigiendo la colección por citar solo algunos esfuerzos del Fondo.

El Fondo de Cultura Económica (FCE, o simplemente “el Fondo”). Fue fundado en 1934 por ilustre Daniel Cosío Villegas; muy pronto extendió su labor editorial a las ciencias sociales: las humanidades, la literatura, la divulgación de la ciencia y los libros para niños y jóvenes.

El Fondo ha publicado más de 10 mil obras, de las cuales cerca de 5 mil se mantienen en circulación, y cuenta con un catálogo electrónico de más de mil 300 títulos. Sus libros han formado a generaciones de lectores.

En la actualidad, el Presidente de la República, licenciado Andrés Manuel López Obrador ha encomendado la proyección del libro, y de su lectura, al controvertido Paco Taibo II, quien al frente del Fondo se ha echado a cuestas la labor de abaratar los costos de los libros, porque como exteriorizó el agudo Guillermo de Baskerville en “El nombre de la Rosa” de Umberto Eco: “Sin unos ojos que lo lean, un libro contiene signos que no producen conceptos, y por lo tanto, es mudo”.

.

TRASCENDENCIA DE LA PROMOCIÓN DE LIBROS

Las ferias para Leer en Libertad que ha venido organizando Taibo II, desde hace años en Ciudad de México, ha acercado a los autores y libros a bajos precios a los barrios y comunidades, han sido un fenómeno; llevar esa metodología y multiplicar ese esfuerzo en todo el país está dando resultados positivos entre los lectores ávidos de hacer que los libros hablen.

Y, como también “los buenos ejemplos cunden” en Puerto Vallarta se está viviendo otra forma de vida; y, como doy título a ésta mi colaboración: no solo del turismo viven los vallartenses.

He de terminar el presente texto con una sabia expresión del erudito escritor argentino Jorge Luis Borges: “De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo. Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”.

.

(*) Periodista y escritor, autor de catorce libros, uno de ellos: “Historia de la Política Mexicana”, que está referenciado por la Real Academia de la Lengua. Presidente H.V. del Colegio de Periodistas de Jalisco, A. C. Premio México de Periodismo”.