Betis y Valencia empatan en memorable ida de semifinales de Copa del Rey

Betis y Valencia protagonizaron una batalla épica.

.

  • Andrés Guardado jugó todo el partido; Lainez solo estuvo en la banca.

.

Notimex
Sevilla

.

Betis y Valencia se la jugarán en la vuelta en Mestalla tras un 2-2, en un partido vibrante y de los que dignifican la Copa del Rey. Los verdiblancos se quedaron a punto de ganar gracias a los goles de Loren y Joaquín, este último de magnífica factura ya que fue un gol olímpico, pero la entrada de Gameiro lo cambió todo.

El partido empezó con un serio contratiempo para los locales. Marc Bartra, que llegaba seriamente tocado por una contractura, tuvo que pedir el cambio a los cinco minutos y Setién se vio obligado a gastar una sustitución, Javi García, en los primeros instantes, además de renunciar a un futbolista que sabe sacar mejor el balón.

Una espectacular e igualada primera parte acabó con un 1-0, después de que el Betis confirmase al borde del pitido del colegiado. Canales fue un auténtico puñal por la banda, y Gayá le frenó como buenamente pudo. Fue en los últimos metros donde Guardado o Joaquín acabaron sin puntería los ataques, pero llegó el gol de Loren a balón parado, gracias a un cabezazo del canterano, que había provocado el córner.

Pese a la igualdad se mantuvo tras el descanso, fue el Betis quien decantó el partido de manera brillante. Y lo hizo a lo grande: Joaquín Sánchez levantó la mirada justo antes de sacar un córner, vio que Jaume estaba en el centro pero no había nadie cubriendo el primer palo y no lo dudó: a lo torero, se la jugó con un gol olímpico.

Ni el portero valencianista ni el propio Joaquín se lo creían cuando el colegiado confirmó, tras consultar el VAR, que había sido gol. El tanto no hundió a los valencianistas, mientras la grada del Villamarín se convertía en el jugador número 12 para llevar en volandas a su equipo a la victoria.

El conjunto ché ganó profundidad y el galo fue protagonista en el tanto que les mantiene vivos para la vuelta. Gameiro aprovechó el parón de los centrales en un balón largo para quedarse solo ante Joel, decidió centrar y Cheryshev la empujó para poner el 2-1. Fue un final de infarto, ya que el Betis bajó lo justo el ritmo para que el Valencia ganase más protagonismo en el campo. A trece minutos del 90, Jesé Rodríguez debutó como jugador del Betis al entrar por Loren, lo que sirvió para templar.

Marcelino respondió con la salida de Wass por Soler, un poco perdido en este partido, pero el ‘tempo’ no fue tan rápido como en la primera parte. Eso no privó de emoción al final, ni mucho menos: Gameiro volvió a fabricar un gran centro tras superar a Francis, pero el testarazo de Cheryshev se estrelló en el larguero.