CiudadLocal

Conurbación ordenada, prioridad de gobiernos

La conurbación entre Vallarta y Bahía ya no puede esperar más.

.

  •  Se tienen que incorporar leyes y acuerdos al acelerado proceso de conurbación.

.

Por Rodrigo López Becerril
Puerto Vallarta

.

El acelerado proceso de crecimiento demográfico y de conurbación de facto que se está dando desde hace varios años entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas no debe navegar sin rumbo; por el contrario, su ordenamiento debe ser una prioridad para los gobiernos de esta región.

Así lo consideró el presidente municipal de Bahía de Banderas, Jaime Cuevas Tello, quien en el marco de la reciente firma de una carta compromiso para la conurbación, mencionó que este proceso ha avanzado de forma muy irregular e intermitente, y hasta ahora es el crecimiento demográfico el que ha marcado la pauta y no la planeación.

‘Es un error desde todos los puntos de vista, pero se hará lo necesario para frenar la anarquía y poner orden en este proceso en lo que a Bahía corresponde’.

No podemos permitir, dijo, que una región que vive del orden, de la imagen, del desarrollo sustentable, incurra en prácticas de las grandes zonas metropolitanas, donde la necesidad de viviendas, de trabajo, de servicios, termina por deteriorar sino es que agotar el medio ambiente, como lo hemos visto en otros puertos o en la zona metropolitana de las grandes urbes.

En este sentido hizo un llamado todos los integrantes de la sociedad civil para que más allá de las diferencias políticas que tienen con el gobierno del estado, o con las autoridades homólogas de Jalisco, definan criterios, planes y programas de gobierno y sobre todo acciones muy concretas de trabajo.

Es imprescindible, por ejemplo, dijo, que de una vez por todas se blinden las montañas, que sean áreas naturales protegidas y que quede muy claro el límite de población para no permitir pero tampoco tolerar los asentamientos urbanos, como ha ocurrido en otras ciudades.

Asimismo es necesario mejorar el transporte público, tener líneas intermunicipales dignas, que el servicio se abra a la competencia, la seguridad también requiere de coordinación efectiva muy eficaz para que el crimen organizado no se aproveche precisamente de la desorganización de las autoridades.

Otro factor importante es el de la infraestructura, hasta ahora se ha quedado pendiente el puente que deberá unir la zona de Ixtapa con San José del Valle a través de la avenida Federación, no podemos seguir con el único puente, ya que hemos visto qué ocurre cuando por alguna circunstancia tiene que cerrarse a la circulación.

El alcalde mostró su confianza de que el alcalde, Arturo Dávalos Peña, está en condiciones de dialogar con las autoridades nayaritas, las del Congreso del estado y el gobernador, independientemente de los orígenes políticos diferentes, para avanzar en estos temas y poner orden en múltiples aspectos del transporte, los servicios y la seguridad pública.

Aquí estamos los gobiernos, los empresarios, las organizaciones los integrantes de la sociedad civil para aportar ideas, tiempo, experiencia en la medida de nuestros conocimientos, para respaldar una conurbación ordenada que se ajuste a lo que queremos no que nos sorprenda con el desorden y el caos que se ha permitido en muchos casos en esta región.