Enrique Alfaro, ¿un gobernador incongruente?

  • Enrique Alfaro Ramírez.
  • Aristóteles Sandoval Díaz.
  • Héctor Pizano Ramos.
  • Alfredo Barba Hernández.

Por Juan Antonio Llanes
juanllanesr@yahoo.com.mx

.

Hola. Congruencia: Relación coherente entre ideas, acciones y cosas. Así lo explica el diccionario. Vamos, coloquialmente, si prometes que vas a llevar a cabo alguna acción o realizar un proyecto, a actuar o desempeñarte en un sentido, debe tenerse resultados tangibles, medibles, perceptibles que coincidan con lo que se convino realizar a cabo. ¿Y cómo se le llamaría a lo opuesto, que aquello que dijiste, que propusiste, te comprometiste, concertaste y por las circunstancias que quieras esgrimir, solo declinas, te retractas o simplemente lo desechas? ¿Hacer lo que antes criticaste de otros? incongruencia, dislates.

Primeramente, hay que decirlo, que uno de los valores más rescatables de una persona, pero más sustancial en un gobernante o político, -claro, habrá que buscarlos en el pajar- , es la congruencia, el cumplimiento de la palabra empeñada, el cumplir lo que propone, lo que afirma que va a llevar a cabo, sin justipreciar que cuando derrapa y pretende escabullirse de lo comprometido, su imagen pública simplemente queda en entredicho y el oropel que lo cubre, descarapelado.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, tal vez impulsado por su propio temperamento, tosco, impulsivo, pecando de intolerante, impaciente, algunas de las tipologías que lo distinguen desde su paso por Tlajomulco, está mostrando facetas de un perfil que se adecua más a las circunstancias de intereses de su propio entorno, que perseverar, puliendo un estilo de gobernar que fue aceptado por la mayoría de los ciudadanos, que fueron los que lo eligieron, solo que en las pocas semanas de gobierno el número de ellos desciende, porque  su discurso de “echarle la culpa de todo” a los que se fueron, se ha hecho menos fidedigno y ponen en la balanza de la credibilidad lo que critica en otros y él lo reedita y lo que promete y después se retracta.

Bajo la premisa de que “el pueblo pone y el pueblo quita”, -prometió, lo aseguró, lo ofreció-, que su gobierno sería el primero en la historia del estado en sujetarse a una consulta pública a través de la cual los ciudadanos ratificaran la continuación o no, de su liderazgo.

¿Y saben qué?  Ya se echó para atrás, declarando que tal consulta popular, no la llevará a cabo. Que ya pasó esa prueba de ácido cuando estuvo en Tlajomulco y Guadalajara. O sea, que necesidad.

Recordemos que cuando el gobierno de Aristóteles Sandoval solicitó al Congreso local la autorización para que su administración adquiera un empréstito de 2,500 millones de pesos, el ahora gobernador, Alfaro, en una rueda de prensa celebrada a las afueras del edificio del Congreso, dijo “sentirse triste por Jalisco”, ya que señaló en aquel día que el PRI y el PAN se habían confabulado para generarle un golpe muy duro a las finanzas de Jalisco, “hipotecando el futuro de nuestros hijos”, añadiendo que con ello, Aristóteles le falló a los ciudadanos.

¿Y qué pasa ahora? El gobierno de Alfaro endeuda la Hacienda Pública, casi con el doble de deuda, 5,250 millones, un compromiso que tendrá que pagarse en 25 años.

La pregunta, entonces, ¿la deuda que adquirió el gobierno anterior hipotecó al Estado y la de este gobierno alfarista?, ¿qué?, ¿no es pasivo, no es un adeudo?

Lo que haces o dejas de hacer, como consecuencia directa o indirecta, tiene sus resultados: El grupo de Consultores Arias, llevó a cabo una encuesta de percepción del gobierno de Alfaro y de otros gobernadores del país. Su administración quedó en el 16 lugar, entre los 32 estados y con una calificación ciudadana del 32.5 por ciento que lo aprueba. Solo un dato comparativo, Mauricio Vila de Yucatán, obtuvo el 75.1 por ciento de aprobación. Que tal…y apenas unos pocos meses de gobierno.” Aguas” con esa “Refundación” y lo signifique.

.

LOS BARBA ¿UNA FINTA O PREPARANDO SALIDA DEL PRI?

El eterno líder de la CROC, Alfredo Barba Hernández, durante muchos años ha tenido como su feudo particular, el PRI Tlaquepaque, imponiendo, quitando, candidatos a diputados locales, federales y alcaldes, imponiendo su voluntad aún sobre los criterios que emanen del Comité Ejecutivo Nacional y del propio Comité Directivo Estatal de ese partido político. Como coloquialmente puede llamarse, es la ley en su territorio y solo sus “chicharrones truenan”, no solo en ese municipio sino también en Zapotlanejo, y poco menos en Tlajomulco.

Para lograr sus objetivos, la táctica es presionar, con amenaza de la posible salida del tricolor, con su organización y afiliados y los posibles votos que estos signifiquen. Y hasta ahora le había funcionado la estrategia, pero cuando presionó, intimidó, y empujó la posibilidad de que su retoño del mismo nombre, pero más conocido por “Freddy”, relevará al defenestrado ex presidente del PRI estatal, Héctor Pizano Ramos, el rechazo ante esa eventualidad fue rechazada y se favoreció la llegada del ex alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández. Es posible que al negarle el caprichito de que su hijo fuera el elegido, seguramente se molestó un “poquitín”.

Y qué mejor que ahora, que Morena, identificada, cobijada, alentada por Andrés Manuel López Obrador, promueve y alienta una organización de obreros y empleados, -está de moda y ahí no se fijan en famas públicas, vengan de donde vengan, les interesa incrementar la membresía partidista-, consienta que su heredero incursione en una central sindical que forma parte del andamiaje del proyecto presidencial.

La jugada, se evidencia, que la quieren realizar de dos bandas. Tener un pie en el PRI y el otro en el partido de AMLO, o tal vez es otra treta intimidatoria para lograr más espacios y representación en el PRI.

Alfredo Barba Mariscal, su heredero, -que por cierto ya fue alcalde de Tlaquepaque, y en la pasada elección jugó nuevamente la alcaldía con los colores priistas, pero perdió ante la emeceista, María Elena Limón, -la votación lograda le alcanzó para fungir como regidor de oposición- se cuela como secretario de organización del nuevo sindicato laboral que cobija Morena, Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, delegación Jalisco, que se quiere promover como “apartidista”.

Y por más que el llamado “Freddy” no quiera que lo liguen con Morena, ahí están las fotos y el texto que enviaron a los medios informativos. Claro, a menos que pretenda traer puestas las dos camisetas, lo que resulta una incongruencia, aunque, que digamos, en los tiempos que se viven en la política, ya no es ninguna novedad, solo que le sugerimos que no pretenda verle la cara de ingenuos a los priistas. Eso de que su adhesión a la CATEM es más de carácter sindical que político, pues tal vez puede haber por ahí alguno que se lo crea. Lo evidente, es que se incorpora a una organización obrera que se enfrentará a la misma CROC y CTM, adheridas al PRI, por los contratos de los sindicatos y las afiliaciones de los agremiados.

Ahora son otros tiempos. La aspiración es irse a otros terrenos donde los acepten o por lo menos, lo crean, porque ven que el otrora “partidazo” naufraga, y llegó el momento, de “fuera máscaras”, Ideologías, lealtades, y gratitudes al partido que les dio poder y representatividad política…..y viabilidades económicas. Ahora, son otros tiempos.

.

NOTITAS DE “BOTEPRONTO”

Y sigue incrementándose el precio de las gasolinas, sigue en ascenso los índices de criminalidad, la impunidad de los delincuentes, y ¿siguen creyendo que, con sermones mañaneros, con atentos llamados a los delincuentes para que corrijan sus conductas, el peligroso escenario que vivimos se modificará? por favor.

Nos vamos. Sonrían y sean felices.