CiudadLocalPortadaPrincipal

En Vallarta hay tantos sitios arqueológicos como para competir con la Riviera Maya

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


Hoy, en el terreno se localiza un hotel de 5 estrellas, el Four Seasons; pero hace muchos años, ahí se encontró una ‘tumba de tiro’, que es un entierro tradicional de las culturas prehispánicas en el Occidente del país, con siglos de antigüedad previos a la Conquista y restos humanos, cerámica y utensilios del periodo Clásico (200 – 900 d.c.). Es sólo uno de los indicadores de que en la bahía y en toda la región habitaron unas 100 mil personas antes de la llegada de los españoles, que desarrollaron una gran civilización antigua.

El escritor y arqueólogo aficionado Gustavo Espinal, originario de San Juan de Abajo, en el lado de Nayarit, es estudioso del pasado antiguo en la región, y pronto tomará protesta como director de la junta vecinal de su localidad y también fue nombrado “coadyuvante” del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la región. Según sus exploraciones, “Puerto Vallarta y la Riviera Nayarit cuentan con una gran cantidad de recursos culturales e históricos por la gran cantidad de vestigios prehispánicos que abundan en la región”.

De hecho, señala, en su natal San Juan ya se está trabajando para generar un museo comunitario en donde se expongan las muchas piezas arqueológicas que a lo largo de muchos años muchos de sus habitantes han recolectado, dado que estos vestigios prácticamente se encuentran por todas partes, aunque hasta ahora ese potencial no se ha aprovechado para el turismo.

Según el arqueólogo Joseph B. Muntjoy, quien desde los años 80 ha explorado los vestigios en la bahía y Nayarit, existen al menos 111 sitios arqueológicos con algún tipo de hallazgo en la costa de Puerto Vallarta y Nayarit, el más importante de ellos hasta ahora un complejo con cancha de juego de pelota y una pirámide de al menos 10 metros de altura, pero que están enterrados bajo un predio en donde enseguida se levanta una escuela y una cancha de fútbol, en la delegación Ixtapa.

Ese sitio ha sido prácticamente ‘rebanado’ por la mancha urbana, aunque aún hay posibilidades de rescatarlo y de hecho hasta hace dos años se sabía que el gobierno municipal estaba admitiendo la posibilidad de crear el “Parque Arqueológico Ambiental”, un sitio organizado para visitas, aunque desde entonces ya no se ha conocido nada del proyecto.

“En la Riviera Maya, los sitios arqueológicos están retirados (de la playa y los hoteles), en cambio en Puerto Vallarta, por ejemplo, vamos a estar muy cerca de la costa, estamos hablando de 10, 15 o máximo 20 minutos a distancia de la playa”, señaló Gustavo Espinal, quien esta de acuerdo con que la costa de Jalisco y Nayarit podría, si se lo propusiera, competirle fácilmente a la costa de la Península de Yucatán en turismo de arqueología.

“El turista podría conocer toda esta riqueza arqueológica, que al no estar considerada por nadie, necesitaría de mucho trabajo, un estudio serio y luego adaptarse para que el turista pueda visitarlo y no se dañe, entonces hay mucho trabajo por hacer, pero es necesario y debe explotarse como historia regional”, afirmó.

Al día de hoy aún no hay un proyecto específico de las autoridades, sin embargo, como Gustavo y Muntjay hay ya varias voces que llaman a recuperar la riqueza arqueológica que si abunda en de la región. Incluso, cabe mencionar, en toda la región del sur hasta Tomatlán hay pruebas de que existe más pirámides y de hecho hay una comunidad de saqueadores que extraen vestigios y los venden al mercado negro, por lo que proteger el pasado enterrado de esta región es una tarea contra el reloj.