AMLO y su intolerante feligresía. En Jalisco, ¿mismo comportamiento?

  • Andrés Manuel López Obrador.
  • Enrique Alfaro Ramírez.
  • Héctor Pizano Ramos.
  • José Narro Robles.

Por Juan Antonio Llanes

.

Hola. Encuestas van y vienen y realizadas por diferentes empresas, que miden y analizan los índices de conocimiento, popularidad y percepciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y todas tienen en común una altísima aceptación por parte de los encuestados que muestran su aceptación por las acciones y proyectos que ha emprendido en apenas sus casi tres meses de administración. Como dicen los que conocen, “de 80 pá rriba”, ya es otra dimensión.

A pesar y en contra de sus detractores, que son muchitos, el Presidente hace lo que quiere, improvisa, regala dinero público a diestra y siniestra, regaña en público a quien se le pega la gana, -imagínense en privado-, no escucha a quienes piensan diferente a él, y lo que estamos presenciando, él quiere ser la “estrella de la fiesta”, acaparar los reflectores, todos somos proclives a la corrupción, excepto…..claro, su feligresía que lo idolatra.

Ahora que anuncia su visita a Jalisco para este sábado 9 y llevar a cabo eventos en Encarnación de Díaz, -se reúne con productores agrícolas de la región de Los Altos, y otro más en la ciudad capital en la Plaza de la República, será interesante observar, si como viene sucediendo en las reuniones que viene realizando por el país con la presencia de los gobernadores de esas entidades, sus simpatizantes siguen orquestando los operativos para vituperar, abuchear, gritarle a los anfitriones, ante la complacencia o disimulo de AMLO.

Si esto llegase a suceder a pesar del exhorto que acaba de hacerle la Conferencia Nacional de Gobernadores, la CONAGO, para que cesen ese tipo de abucheos prefabricados en contra del gobernador en turno, seguramente, y lo acaba de demostrar el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, Enrique Alfaro, -suponemos que lo invitarán a pesar de que la organización de las reuniones corre a cargo de funcionarios federales-, se verá precisado a confrontarse con los manifestantes ya preparados para eso.

No es posible que quienes fomentan y dirigen estas prácticas impolíticas, agresivas, lesivas para la institucionalidad de los estados, seguramente alentadas por “algún partido político”, no entiendan que están polarizando aún más, enrareciendo más, el clima de civilidad que quiere lograr su líder.

La desagradable experiencia de estas expresiones groseras que gritan los simpatizantes del tabasqueño, interrumpiendo e impidiendo que los representantes populares electos, que representan la autoridad estatal, que gobiernan estados, hagan uso de la palabra, incluso para darle la bienvenida al visitante, únicamente por el hecho de proceder de otros partidos políticos, PAN, PRI y PRD, diferentes al que ellos y López Obrador militan, Morena.

Los gobernantes de Guerrero, Baja California, Sonora, Campeche, Hidalgo, Coahuila, Michoacán, Zacatecas, Estado de México, San Luís Potosí, Tlaxcala, Chihuahua, Baja California Sur y los que faltan, han sido merecedores de gritos y hasta “mentadas de jefa”, propiciando que más de alguno de los afectados haya declarado que analizarán su asistencia a otro evento en su estado, que se organice alrededor del presidente de la República. Y esto mis estimados compas, no es fortuito, no son coincidencias, no son gritos espontáneos, es una estrategia perfectamente focalizada para desacreditar a uno y resaltar al otro.  Todo un montaje teatral.

Caramba, que necesidad. AMLO no necesita de “bules para nadar”, por lo menos, en el corto periodo que lleva caminado. Y deben entender los que promueven estas prácticas, que a quien dañan es al propio presidente, aunque por la expresión de su cara y los leves, nimios, llamados que les hace a sus correligionarios asistentes para que dejen, “le den permiso” a los funcionarios que hablen, le simpatizan, hasta ahora, tales actitudes y expresiones.

Y eso que no quieren que los estigmaticen como “fanáticos”, así como no pues, no hay que actuar de esa manera tan radical. El mundo no es solo López Obrador y su sapiencia. “serenos morenos”.

.

NOTITAS DE “BOTEPRONTO”

1.-Después de observar y leer los comentarios de los festejos por los 90 años del PRI, lo mejor que puede pasarle al alicaído partido político sería la ascensión a la presidencia del mismo del Dr. José Narro Robles, el ex Rector de la UNAM y ex Secretario de Salud. Sin duda, el personaje de mejor perfil, -entre la baraja de nombres que se apuntan para el cargo-, para darle un poco de brillo a la organización política. Claro, no por deseada, no deja de sorprendernos el interés que muestra el destacado universitario por acceder a una posición poco atractiva en estos momentos, agravada por la deserción de importantes cuadros que se mueven al compás de sus intereses personales, ahora que el barco naufraga a la deriva, todos se tiran por la borda.

2.-Bienvenida la propuesta del partido de AMLO, Morena, de reducir al 50 por ciento los financiamientos que por ley se los otorga a los partidos políticos. Tal medida aplicaría en tiempos no electorales, es decir, recursos que se derrochan en gasto corriente durante los meses no electorales. Y seguramente tal iniciativa recibirá el visto bueno de los señores, (as), legisladores… tienen mayoría en el Congreso. Por cierto, el Coordinador de la fracción mayoritaria, Mario Delgado debería reconocer las propuestas anteriores presentadas en ese sentido por el ahora nuevamente diputado local Héctor Pizano, en aquellos días, priista y ahora emeceista, al igual que a Pedro Kumamoto que en su paso por el Congreso local, como “independiente” propuso idéntica moción.

3.-Un consejo, gratis, para el ex presidente del PRI estatal, al que debe agradecerle la diputación plurinominal que ostenta, Héctor Pizano. No es correcto, política ni éticamente, hablar mal de su partido, cuando pudo hacerlo como titular de ese organismo. No ahora.

4.-Ahí la lleva. Muchos, hasta alguno de sus amigos, le daban pocas posibilidades de cumplir decorosamente con su regiduría lograda a pulso representando a Morena. Laurel Carrillo aprende rápido, -ojalá que no las mañas de sus colegas, de algunos que conocemos-, y será un prospecto valedero para las próximas elecciones.

5.-A Enrique Alfaro y acompañantes, como coloquialmente se dice, “se les hizo bolas el engrudo” para explicar su presencia en un juego de la NBA para ver a su ídolo James Lebron, estrella de los Lakers de los Ángeles. Por un lado, la diputada Mirza Flores destaca que los boletos de ingreso les fueron obsequiados por un prominente industrial tequilero. “patototota”, porque de acuerdo a la ley, los funcionarios están impedidos de aceptar regalos o cualquier tipo de prebendas,-“quesque” dicen que para evitar corrupción-y luego el “simpatías” de Alfaro le rectifica la plana y aclara que un amigo le hizo el favor de comprarle los tickets para el partido de basquetbol y que le reintegró el valor de los mismos. Y un “mal pensado” podría decir, y ¿Qué tal que si se los regaló el mismísimo  Lebron, la estrella del equipo Lakers de los Ángeles? No es malo que, en su tiempo libre, pague de su propio peculio, y si tiene lana, consiga butacas exclusivas, lo malo es que él le prodigó censuras a su antecesor Aristóteles por lo que ahora hace él. O sea, el otro, actuaba mal y él, Alfaro, como ahí qué.

Nos vamos. Sonrían y sean felices. Y una pregunta, ¿listos para recibir la “marabunta humana” que amenaza con inundar la ciudad con motivo de Semana Santa?