Gente PV

“Nos vemos muy mal como destino acosando a las ballenas”

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

La temporada de ballenas está en todo su auge en Puerto Vallarta, a tal grado que se calcula hay cerca de 500 cetáceos, sin embargo, el desorden que está reinando entre las embarcaciones para la observación de los mamíferos, pone en peligro su permanencia al sentirse acosadas, por lo cual la región perdería un importante atractivo.

.

¿Cuántos enmallamientos de ballena se han registrado en lo que va de la temporada?

Esta temporada llevamos cinco casos en la bahía, uno compartido con Guayabitos que atendimos con el equipo RAVEN de San Blas y el equipo de aquí de Bahía de Banderas, casi todos los casos han sido ballenas con cabos y boyas, desafortunadamente por el clima, la hora del reporte y la dificultad del enmallamiento, no hemos tenido suerte en liberar a estas ballenas.

Casi todas estas artes pesqueras parecen extranjeras de Estados Unidos o Canadá, de los cinco casos sólo uno es con red agallera o chinchorros, que sí estamos seguros de que fue local, regional, porque era una ballena que vimos aquí en Bahía de Banderas bien, y después se vio en Guayabitos enmallada, pero los otros cuatro casos desafortunadamente parece que vienen de California, o pueden ser más lejos.

El año pasado liberamos una ballena que venía enmallada desde Canadá, por el tipo de cabos, de boyas, se identifica que no es material que se utiliza en México, desafortunadamente en California en los últimos tres años han tenido un aumento masivo de enmallamientos, con esto del cambio climático las ballenas están extendiendo su temporada de alimentación, y se pegan más a la costa, están interactuando con una pesquería que es de cangrejo con la que no interactuaban antes. Estamos tratando de adaptarnos a este cambio, las ballenas cambian más rápido de lo que se pueden cambiar la reglamentación de las pesquerías y demás, pero desde el año pasado ya lo estamos viendo un poco más aquí, la mayoría de las ballenas que nos visitan sí vienen de California, Oregón y Washington, y un montón de las que vienen de allá, que desafortunadamente tampoco logran liberar, las estamos atendiendo aquí, en ECOBAC llevamos la coordinación nacional de la RAVEN, que son 15 equipos distribuidos por todo el Pacífico incluido Baja California, Loreto ya desenmalló una ballena jorobada, y también en Manzanillo.

.

¿Los especímenes enmallados ya eran identificados?

No, los enmallados es bien difícil que saquen la cola, porque traen todo el peso de las redes y demás, entonces hasta ahorita ninguno ha sido conocido, por suerte, porque sería triste que una de nuestras ballenas conocidas estuviera en problemas, pero no sabemos, es difícil.

.

¿Ha habido una adecuada respuesta de la autoridad para alejar a las embarcaciones de las ballenas?

Este es nuestro octavo año consecutivo haciendo el programa de monitoreo, vigilancia, protección de las ballenas, y nos acompaña PROFEPA y también la Octava Zona Naval, entonces en esos operativos ellos salen con nosotros, y nos apoyan, esa es la participación más fuerte que han tenido hasta ahorita, pero desafortunadamente la flota de la bahía es enorme, entonces no podemos ni nosotros, ni la autoridad, estar vigilando todo el día todas las embarcaciones.

Yo sí he visto el incremento en la flota este año como no lo había visto antes, el cambio de flota visitante, no solo la local, se incrementó muchísimo, estamos creciendo, somos un destino turístico cada vez más conocido al que viene más gente, mucha gente en las embarcaciones, eso es muy bueno, pero llegarle a todas estas embarcaciones privadas es lo que se vuelve muy difícil, y no solo es en español, es en inglés, entran, salen, cambian, desafortunadamente este año hemos visto más desorden que otros años, también la flota turística no está poniendo el ejemplo, que es lo que los de casa deberíamos de hacer, poner el ejemplo.

.

Ya se había logrado un orden…

Así es, íbamos muy bien, nosotros en los programas de vigilancia tomamos datos y sacamos la estadística de cuántas embarcaciones se portan bien, cuántas mal, qué es lo que está sucediendo, los números no mienten, no es que sea lo que yo perciba, obviamente los números de este año todavía no los tenemos, pero a ojo de buen cubero estamos viendo ese cambio, y son desde jetsky, kayaks, Padleboards, hasta yates enormes.

Esta temporada hemos tenido en particular una madre con su cría que ha estado muy cerca de la Marina de Puerto Vallarta, y es la que ha estado saliendo en las noticias, porque la acosaron tanto, que la tenían completamente rodeada, la gente de la playa estaba reportando que por favor ayudáramos a esa madre porque ya la  tenían muy cerca de la playa, completamente rodeada, y tuvo que salir la naval, entonces sale la naval y todas las embarcaciones se van y la ballena se fue, ¿qué quiere decir?, que saben que están haciendo mal, si no, no se irían, ese es el tipo de cosas que te hacen preguntarte, ¿por qué la gente hace eso si sabe que no es lo que deben hacer?, y una madre con cría es un objetivo fácil de observar, que casi no se mueve, que es más tranquila, para un adulto es más fácil, se pasa por abajo y se va, pero una madre con cría se queda atorada.

Tenemos que hacerle entender a la gente que las ballenas son nuestro recurso, de eso vivimos, con ellas nos publicitamos, hasta la gente que no vive de la observación de ballenas, porque la ballena sale en todos lados, nos vemos muy mal como destino acosando a las ballenas, extranjeros y nacionales nos han hecho llegar sus comentarios, sobre qué estamos haciendo en Vallarta con las ballenas, entonces se ve mal, en cambio si nos portamos bien, aparte que cuidamos a las ballenas, nos vemos bien, y la gente quiere venir y regresar.

.

¿Es el primer año que se nota este desorden?

En los ocho años que llevamos, sí, es la primera vez que es tan notorio, siempre ha habido el que se porta bien, el que se porta mal, pero este año, no todos porque siempre hay uno que se porta bien, pero no te sé decir qué pasa en realidad, pero sí hay un desorden, se pidieron más permisos para la observación de ballenas, que uno podría pensar que es bueno porque la gente se quisiera ordenar, o entrar a la lista de permisionarios y hacer las cosas en orden, sin embargo, a la hora de verlo en el mar, no está funcionando.

.

¿Cuáles son las faltas en las que más incurren?

Quedarse con la misma ballena todo el día, cuando el permiso es de media hora, esto por ahorrar combustible; otra de las faltas que siempre hemos visto, es que tanto turoperadores, pero sobre todo la flota privada que no sabe buscar ballenas, no busca ballenas, sino busca embarcaciones, van a la segura, ahorran combustible, en el caso de un turoperador, y en el caso de los que no saben buscar ballenas, porque es su única forma de encontrar a las ballenas, entonces finalmente nos damos cuenta de que hay un montón de ballenas solas, que no traen embarcación, que no están siendo observadas, mientras hay otras pocas que tienen a la aglomeración de embarcaciones por esta mala práctica que simplemente es por ahorrar combustible.

La gente queda mucho más contenta si van y buscan su propia ballena, porque ha sido un buen año de ballenas, siempre hay subidas y bajadas, pero este año creo que va a ser de los altos, en promedio recibimos de 300 a 500 ballenas en toda la temporada, porque hay que recordar que entran y salen, no se quedan las mismas, y este año yo creo que vamos a estar más pegados hacia las quinientas, sí se ha visto un buen número.

.

Hay que cuidar el recurso…

Exacto, la verdad estamos ahogando nuestra gallina de los huevos de oro.

.

¿Habría que hacer un llamado a la conciencia a las embarcaciones?

Yo creo que sí, y no solo a la autoridad, a PROFEPA, yo creo que también es un poco turismo, el ayuntamiento, al final es una imagen del destino, algo que vende al destino también, entonces se necesita muchísima educación y difusión, que no podemos hacer ECOBAC solo, o una sola entidad, necesitamos de una campaña masiva, de esta es la casa de las ballenas, vienen aquí a reproducirse, somos responsables de que se puedan aparear, de que las crías salgan sanas, y no las estamos cuidando, y las ballenas finalmente se pueden desplazar a otro sitios más tranquilos, lo han hecho en otros lugares, a la bahía de San Francisco ya no entran por el intenso tráfico, entonces sí se van, no es cuento, eventualmente las ballenas si no les acomoda, se pueden mover y buscar otro lugar.

.

En otras palabras, todos los beneficios que dejan las ballenas se pueden perder si no se cuidan…

Exacto, y podemos perder el ingreso, tanto los que nos dedicamos solamente a la observación de ballenas, como aquellos que lo hacen de vez en cuando, como la publicidad del destino de ballenas en Vallarta, todos perdemos, porque también los turistas están descontentos por el acoso a las ballenas, la observación de ballenas es una industria que está creciendo a nivel internacional, y la gente que se dedica como turista a la observación de ballenas, es una gente consciente, y ellos no quieren ver a la ballena cerquita, quieren ver a la ballena que esté bien y que no la acosen y no la molesten, entonces si tú te acercas más de lo que debes, la gente hasta molesta se va, o si la andas correteando, como el caso de la ballena en la playa, ¿sabes cuánta gente tomó fotografías desde la playa?, se quejó, nos mandó decir, se ve pésimo, y finalmente nos afecta que hablen mal de nosotros, cuando ya estaban hablando bien.