Los mejores negocios de e-commerce de Argentina

El comercio electrónico, también conocido como e-commerce en inglés, lleva años experimentando un gran crecimiento que se explica por el hecho de que tanto las empresas como los consumidores ven en la compra online más ventajas que inconvenientes. Es el caso también de los argentinos. En el primer semestre del 2018, por ejemplo, se registró una subida del 59 % de las compras por Internet, a las que correspondieron 97.892 millones de pesos.

Aunque participan del e-commerce negocios grandes y pequeños, hay algunos que destacan especialmente. Seguramente la empresa con tienda online más importante en Argentina, la plataforma Mercado Libre pone a disposición de sus usuarios tanto la posibilidad de vender como de subastar productos nuevos o de segunda mano. Una de las razones de su popularidad es su habilidad para reinventarse, como lo demuestra su reciente app con la que se podrá invertir en el Banco Central.

Los argentinos también utilizan la web Garbarino para comprar artículos de tecnología y electrodomésticos. Además, esta compañía ha ampliado su área de negocio con su sección para planificar viajes o sus seguros de hogar, auto o celular. Le sigue en importancia la plataforma Linio que, pese a ser de origen mexicano, recibe muchos compradores de Argentina. En 2018 fue comprada por los grandes almacenes chilenos Falabella, con una tienda online también muy popular.

¿Pero cuáles son los hábitos de los compradores de e-commerce en el país latinoamericano? Algunos prefieren la comodidad de comprar a través de un ordenador, pero son cada vez más los que adquieren productos online desde su celular. En concreto, las compras realizadas desde un teléfono móvil se computaron en un 36 % en el primer semestre de 2018. Es un dato muy interesante para los negocios en línea, que deberían adaptar sus páginas para dispositivos móviles.

No obstante, para tener éxito en el comercio electrónico, no vale cualquier estrategia. Hay que tener en cuenta cómo va a ser la experiencia del usuario al utilizar la web o aplicación de compra y ponérselo muy fácil a la hora de encontrar el producto que necesitan y durante el proceso de pago. Deben tenerse también muy presentes los elementos del marketing que ayudarán a posicionar en motores de búsqueda y a atraer compradores desde las redes sociales.

Con los ingresos anuales que proporciona el e-commerce en Argentina, este nuevo comercio podría verse como una de las soluciones a la profunda crisis política, económica y social por la que atraviesa desde hace unos meses todo el país, incluidas las empresas nacionales. Se calcula que el negocio online podría crecer hasta un 83 % entre 2018 y 2022, lo que podría ayudar a reflotar una economía muy inestable y afectada por la devaluación del peso argentino.