CiudadLocalPortadaPrincipal

Iguanas muertas y excremento con agua sucia: río negro en Las Flores

José Reyes Burgos y Andrea Andalón 
Puerto Vallarta


Huele a excremento; desde el domingo 3 de marzo que se rompió la tubería y hasta hoy, que el SEAPAL ya está retirando una masa entre gris y negra de agua mezclada con lodo, restos de heces fecales y podredumbre, en el canal pluvial que cruza la avenida Los Poetas, casi después de su cruce con Avenida México. También se aprecian al menos un par de cuerpos de iguanas inertes, semienterradas, que fallecieron sobre esta mezcla sucia.

Este canal se interna en el estero El Salado, el Área Natural Protegida que aún sigue contaminada por aguas residuales y por tanto está cerrada al público. No tiene presupuesto para comprar equipo y herramientas que le permitan a sus trabajadores, que sigue sin un sueldo, actuar contundentemente. Estas aguas negras, como las que el SEAPAL retira esta tarde del canal en Las Flores con una pipa para transporte de aguas sépticas, son las mismas que llegaron hasta el mar, luego de pasar por el estero, y ameritaron  una alerta sanitaria por parte de la Secretaría de Salúd Jalisco, por una presencia de 5 mil esterococos por muestra, cuando lo normal eran 250.

Esterococos son bacterias altamente infeccionas al contacto con el ser humano. Aunque la dependencia estatal ya levantó la alerta sanitaria y dijo que las playa evolucionan favorablemente para que el turismo y los habitantes locales vuelvan a balarse, aún apestan las aguas de El Salado, y ni se diga de los canales pluviales que le rodean.

Vecinos de las colonias Mojoneras e Infonavit han vivido con el putrefacto olor durante ya 11 días; y hoy, que se remueve el lodo negro del canal en Las Flores, el hedor es altamente insoportable. Las labores de monitoreo y limpieza continúan siendo ejecutadas por el SEAPAL, el Gobierno de Puerto Vallarta, la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA), la Secretaría de Salud, entre otras dependencias.

El impacto ambiental aún está por medirse, pero académicos de la UdeG advierten que la verdadera contaminación podría tomar más tiempo en extinguirse de las aguas de la bahía y El Salado, incluso meses; además de que con la temporada de lluvia los sedimentos de aguas residuales podrían volver a surgir y dirigirse al mar, provocando una nueva ola de contaminación.

Por ahora, el río negro de Las Flores ya fue limpiado por pipas, pero vecinos que pidieron su anonimato en su testimonio para Vallarta Opina afirman que mantienen el temor de enfermarse, ya que compran comida en puestos cercanos, o sus calles están llenas de tierra y la distancia con el canal es poca. Además, comparten el planteamiento de que en la época de lluvias las aguas negras que no hayan sido limpiadas podrían volver a brotar.


El cuerpo de una iguana enlodada y semienterrada sobre el sedimento de aguas negras en el canal.

Una pasta gris muy espesa se mantenía sobre el agua negra del canal. El olor era insoportable.

El SEAPAL retira ya el agua y sedimento contaminado con pipas, aunque se teme que en época de lluvias lo que haya quedad pueda volver a contaminar el área.