CiudadLocalPrincipal

 Estero El Salado sigue  proceso de recuperación

Su recuperación será lenta. 


  •  Reunión del Consejo Municipal de Ecología 

Por Rodrigo López Becerril 

Puerto Vallarta 

 

Como el dilema clásico terminó la reunión del Consejo Municipal de Ecología, con una noticia buena y una mala. La buena: las playas del puerto –incluso las aledañas al estero El Salado- se encuentran limpias. La mala: el estero El Salado seguirá un lento proceso de recuperación luego de la descarga de aguas negras que recibió entre el 4 y el 5 de marzo dada la ruptura del colector centro norte a la altura de Mojoneras. 

Al respecto el investigador de la Universidad de Guadalajara, Saúl Guerrero, confirmó que las playas de la ciudad se mantienen limpias e intactas, como lo han informado las autoridades sanitarias. No obstante, mencionó que el impacto en el estero El Salado fue fuerte y se tendrá que mantener acciones conjuntas para garantizar que avance el proceso de degradación de la materia contaminante vertida. 

Destacó que el problema principal se da en la dársena del puerto, donde no hay agua muy limpia porque hay grasas y aceites producto del movimiento marítimo, esa agua entra y sale al estero El Salado y se mezcla con otros elementos. 

El experto señaló que los esteros son purificadores naturales del medio ambiente pero en esta ocasión el flujo contaminante recibido fue abundante, por lo que el proceso será más lento de lo deseado. Celebró que se han realizado desde un inicio acciones coordinadas entre Ayuntamiento y Seapal, lo que permitió atenuar la gravedad del derrame. 

En este evento tan desafortunado, dijo, hemos salido bien librados, el tiempo de recarga del agua en la bahía es de 15 días; ahora todos nos preguntamos qué va a pasar en Semana Santa, nosotros hicimos un pequeño monitoreo para ver sí es cierto que estaban limpias como dice la Secretaría de Salud, porque los académicos somos un poco desconfiados, y efectivamente están limpias. 

Sorprendentemente es así, lo que está año tras año limpio, está limpio, tenemos ciclos en la bahía de Banderas, y hay momentos cuando sí suele haber elementos contaminantes por lo que ocurre en las zonas altas, pero por ejemplo Playa de Oro para nuestra sorpresa positiva está completamente limpia, no encontramos elementos de materia fecal. 

Expuso que los estudios recientes fueron amplios, y ejemplificó, ‘en playa Pelícanos hicimos otra medición,  pensamos que podría haber una mayor dispersión pero no encontramos esos elementos, hubo algo que favorece y es el sol porque los patógenos que están en el agua son muy vulnerables al sol’. 

Destacó que para Semana Santa –dentro de un mes exactamente- se puede esperar lo que ha ocurrido los años anteriores ‘las playas estarán aptas para uso recreativo’. 

Y agregó que para uso recreativo en las playas es como si no hubiera pasado nada,’ pero en el caso del estero sí hay mucho trabajo que realizar, es un sistema muy importante para nuestro puerto y no lo podemos dejar perder porque podríamos tener consecuencias muy malas hasta de salud pública, porque depura agua y mantiene el ecosistema en equilibrio’.