CiudadLocalPortadaPrincipal

Derriban más árboles y cierran playa para construir hotel en Garza Blanca

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


La espesa selva ha desaparecido junto con un cerro prácticamente en una sección entera sobre la Carretera Federal 200, en la playa Garza Blanca, donde la empresa Tafir Resorts desarrolla un segundo complejo de nombre homónimo a la playa y donde se levanta el hotel Mousai. Lo que solía ser una franja de arena blanca y rocas esculpidas por la erosión, acompañados de árboles de selva, ha quedado ahora deforestado.

En la parte de la playa, la franja de árboles selváticos que precedía al rompedero de las olas ha quedado casi en su totalidad vacía, en su lugar ya se erige un camino  de tierra aplanada para vehículos, una reja que restringe el paso, y montones de rocas movidas de su posición original y desde la obra junto a la carretera. Además, el acceso público a esta playa ha quedado bloqueado, el sitio está en su totalidad resguardado.

Sobre la arena, en esta zona, solían levantarse letreros que advertían la presencia de flora y fauna terrestre y marina protegida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), así como el anidamiento de aves y tortugas, porque la playa Garza Blanca se distinguía por su aspecto paradisiaco y carente de construcciones. Pero según corroboró este Diario al dar un recorrido en la zona, las obras han comenzado también sobre este lugar.

Del otro lado de la carretera, en la montaña, la situación solamente es peor: toda la selva ha desaparecido, un cerro ha sido completamente desgajado, y la sección lateral de ese tramo, previo a Mismaloya, que solía tener una franja de flora selvática, ahora destaca por la presencia de una malla metálica con tela verde tras la cual maquinaria pesada remueve arena y tierra, y acumula piedras y ramas cortadas.



Antes, el Ayuntamiento de Puerto Vallarta había determinado que procedería con una sanción a la desarrolladora del complejo por haber violado el acuerdo de transplantar los árboles que tuviera que derribar para levantar la nueva propiedad, aunque reconoció que cuenta con los permisos para la construcción por parte de la SEMARNAT y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET).

Sin embargo, los trabajos para levantar lo que será “Garza Blanca Sur” han abarcado ya más área de la que originalmente se podía apreciar, y la falta de árboles es notoriamente mayor en el área intervenida, además de los retirados de la playa, por lo que ciudadanos de Puerto Vallarta y Cabo Corrientes han cuestionado si toda esta flora retirada se estará reintegrando de alguna forma.



Así estaba antes, del lado de la playa:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Del lado de la carretera:

Así estaba: