CiudadNayaritPrincipal

Descarta la Secretaría de Salud riesgos en playas de la Riviera Nayarit

Se han realizado los monitoreos de la calidad del agua en las playas, y se confirma que no hay contaminación por el derrame de Seapal Vallarta


Por Eugenio Ortiz Carreño
Nayarit

Las playas de la Riviera Nayarit están en óptimas condiciones para recibir a los bañistas en la próxima temporada vacacional de Semana Santa y Pascua, pues se han realizado los monitoreos del agua incluso durante el derrame de aguas residuales en el Estero el Salado, y están “dentro de la norma”.

Así lo estableció el doctor Horacio Pérez Camberos, Comisionado de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Nayarit (Coesprisnay) durante la sesión del Consejo de Protección Civil Municipal de Bahía de Banderas, donde puntualizó que al día siguiente que se registró el derrame de aguas residuales en Puerto Vallarta, se realizó un muestreo y no se encontró contaminación.

Destacó el galeno que los trabajos de la comisión tienen el propósito de disminuir los riesgos de las personas de contraer enfermedades de la piel, que son las más frecuentes y precisó que afortunadamente las aguas de la Bahía de Banderas, en la parte norte que corresponde a la Riviera Nayarit, están “dentro de norma”.

Destacó que por indicaciones del gobernador y del Secretario de Salud se pone mayor énfasis sobre la solución de la problemática de  salud en la zona de Bahía de Banderas, porque “no queremos correr el riesgo de algún brote de alguna enfermedad” que pudiera causar problemas a los visitantes.

“Nosotros gracias a la organización que llevamos, tanto a nivel municipal, estatal y federal, estamos realizando las acciones de la mejor manera”, pero lamentó que en este momento se vive una situación debido que a nivel federal Cofepris, el ente regulador se están definiendo todavía los medios y no han puesto a disposición de los estados el presupuesto correspondiente a este año.

Pese a eso, se gestiona ante los municipios la disposición de los reactivos y todos los insumos necesarios para realizar los muestreos del agua y resolver la problemática. “Nosotros programamos esto desde el año pasado, al iniciar el año y a partir del mes de abril ya entra el municipio a trabajar con nosotros…”

La Coesprisnay también realiza la verificación de productos como mariscos, y el expendio de alimentos en establecimientos como restaurantes en la playa. Hasta el momento no se ha encontrado nada que ponga en riesgo la salud de las personas. Descartó que haya marea roja, como se informó en días pasados, por lo que la calidad de los mariscos, especialmente moluscos, es la adecuada.

“Nosotros de manera regular hacemos verificaciones de todos los alimentos cocinados y llegamos directamente al restaurant, tomando la muestra y llevándolo al laboratorio estatal; se intensifican estas acciones con el operativo cuaresma, previo a la Semana Santa, el monitoreo por lo tanto no se ha dejado de hacer”, aunque ha bajado su ritmo por la insuficiencia de recursos.

Reconoció que la falta de recursos obligó a bajar la intensidad, pero se respeta la normativa, y se siguen haciendo verificaciones en puntos estratégicos sin dejar fuera ninguna de las playas certificadas y se continuarán haciendo los operativos de manera habitual.

La falta de recursos sí ha afectado y por eso a nivel estatal se busca otra estrategia para realizar la toma de muestreos de manera dirigida y en puntos en los cuales son zonas de mayor visita sin descuidar las que no son tan visitadas.

Por ello, puntualiza que el derrame de aguas residuales en el vecino Puerto Vallarta no afectó a las playas de Bahía de Banderas pues todas están dentro de la norma, lo que implica que la cantidad de enterococos no supera los 200 por unidad. Incluso en muchos casos sale abajo de 180, 150 o incluso abajo de 100. Las muestras se hacen en puntos que ya se tienen georeferenciados a nivel estatal, concluyó el doctor Horacio Pérez Camberos.