CiudadLocalPrincipalRegiónRiviera Nayarit

Cocodrilos adultos en Nuevo Vallarta están en peligro de extinción

José Reyes Burgos
Nuevo Vallarta


Aunque el área de los canales y esteros en la zona de Nuevo Vallarta es mucho mayor a la que posee Puerto Vallarta, estos ya están desasolvados y el mangle ha llegado a su punto mas escaso, al haber sido prácticamente talado por el desarrollo inmobiliario; las lagunas y canales que quedan ya no son un hogar formidable para los cocodrilos de la región,  que en esta parte de la bahía ya casi no existen en su edad adulta, declaró a este diario Jaime Torres, cuidador principal del estero El Salado.

De acuerdo al especialista, quizás entre dos y 4 ejemplares de edad adulta, es decir mayores a 3 metros, habiten toda la zona de canales de Nuevo Vallarta y la laguna El Quelele, los demás serían reptiles muy jóvenes y cambiantes de zona, sin embargo la población de esta especie de saurio ya es escasa debido a que la profundidad de la laguna constantemente baja y los canales han sido desasolvados, por lo que ya no son un hábitat ideal para cocodrilos adultos.

Señaló que los canales que continúan con la profundidad suficiente para mantener a los cocodrilos habitándolos sólo continúan de esta manera porque ha sido el interés de los desarrolladores que ahí puedan circular botes y pequeños barcos, propios de los muelles de la Marina que se construyó en el área. También, la mayoría de los cocodrilos adultos que habitaban esta parte de la bahía fueron extraídos y llevados a San Blas u otros lugares con cocodrilarios o esteros salvajes, ante el inminente desarrollo de fraccionamientos y hoteles que se daba en todo Nuevo Vallarta, Bahía de Banderas.

De esta forma, contrario a lo que se podría pensar, no existe una gran cantidad de cocodrilos salvajes de gran tamaño habitando los esteros y lagunas de Nuevo Vallarta, sino algunos ejemplares que quedan y a veces se internan en esta parte. Esto según mediciones en las que el propio Jaime Torres mencionó haber realizado con más especialistas de la región hace algunos años. Aún así, la presencia de ejemplares jóvenes no pasa desapercibida entre los turistas y habitantes de esta franja de costa.

Sobre población en Boca de Tomates

En contra parte, el estero de Boca de Tomates, justo junto al aeropuerto y en los límites entre Nayarit y Jalisco, se encuentra sobre poblado con una cantidad de cocodrilos adultos no menor a 30, que deambulan también en la cercana desembocadura del río Ameca. Esto, debido a que durante muchos años los cocodrilos de gran tamaño que eran encontrados en los esteros y ríos de Puerto Vallarta eran capturados y llevados a esta parte, que por mucho tiempo estuvo aislada, deshabitada y lejos de los hoteles, aunque hoy haya quedado ya atrapada por la mancha urbana.

Los cocodrilos de este cuerpo de agua, advirtió Jaime Torres, son más agresivos y no están totalmente monitoreados, además de que al ser constantemente alimentados por humanos le han perdido el miedo a la presencia de nuestra especie y no temen acercarse, resultando peligrosa una situación donde se pierda la distancia. Estos ejemplares son los de mayor tamaño que hay en la bahía, y aunque rara vez salen de la zona, se distinguen de los de El Salado porque estos últimos poseen marcas que los identifican, entonces el personal del estero sabe si se trata de un cocodrilo ‘de los suyos’ u otro que ha invadido el territorio.