CiudadEn lineaLocal

Campo abierto

  • Para empezar personal uniformado atiende a todos los visitantes, esta es el área de platillos.
  • Quesadillas al gusto con tortillas hechas a mano en este mismo lugar.
  • Atención especial los niños.
  • Miguel Ortega, a la izquierda, director del proyecto.

Por Humberto Aguilar

Puerto Vallarta y Bahía de Banderas son dos destinos turísticos de la región occidental de México, campos abiertos para emprendedores, especialmente en el área de turismo.

Enrique Ortega, promotor en el área de Playa Grande, ha creado una nueva versión del turismo de aventura.

Se trata de un turismo, hasta cierto punto novedoso, porque inspira a los visitantes a invertir en unas vacaciones que mucho tiene  a favor de la ecología.

Caminar y observar los escenarios naturales, es para muchos, una gran satisfacción. Aventurarse a recorrer a toda velocidad un gran campo en una tirolesa es ya un atractivo enorme, no sólo para los turistas sino también para los habitantes de Puerto Vallarta. El turismo de aventura se ha fortalecido con la apertura de éste lugar en Playa Grande.

En Bahía de Banderas, en la zona de San Juan de Abajo y aquí mismo en Puerto Vallarta hay otros dos escenarios, en tanto que en el rancho Mi Chaparrita de Bucerías ya existe otro atractivo lugar.

Para Puerto Vallarta se abre la oportunidad también para disfrutar de un lugar muy agradable que es la cocina. Ayer domingo fue un día de fiesta en Kalí Ecopark.

Por sólo $150.00 pesos se puede disfrutar de un gran desayuno. Labor realizada por el grupo de ejidatarios de Playa Grande que acompañan a Enrique Ortega. Imagínense: Café de olla o café de capomo, pan de Don Chonito para empezar, chicharrón en chile verde, costillas de puerco en salsa, quesadillas, chilaquiles y otras ofertas muy ricas. Con el aderezo de panela fresca, jocoque y quesos hechos en casa.

Para llegar a este gran lugar es recorrer un camino pavimentado más un tramo de terracería. En estos tiempos de estío se puede cruzar el río a bordo del vehículo, se cuenta con un buen espacio para estacionamiento.

Las perspectivas de este lugar son enormes. Además del turismo de aventura, se ha diseñado un área para cabañas con la posibilidad de crear un área para hospedaje. La posibilidad de crear en el área otros activos es enorme, lo importante hasta ahorita es que este lugar ya es visitado todos los domingos por familias vallartenses y por turismo que llega para disfrutar las vacaciones de Semana Santa.

Menú especial para niños, la atención a la familia es para disfrutar de especialidades que van desde hotcakes, huevos al gusto y antojitos.