Consejos de una abuelita modernaGente PV

Dinero

Y para ti… ¿qué representa el dinero?, ¿un medio para la felicidad de tus seres amados o una ambición desmedida?


  • Por un México mejor

Consejos de una abuelita moderna

Se sueña con el dinero, se ríen con el dinero, se consigue “todo” con el dinero, se trabaja incansablemente por el dinero, se construye con el dinero, se destruye por el dinero, se ganan muchos “amigos” con el dinero, se pierden grandes amistades por el dinero,  se pierde la dignidad del ser humano por el dinero, se pasan carencias escondiendo el dinero, se mata por dinero,  hasta se manda matar con el dinero, se conoce la terrible ambición con el dinero, algunas personas se convierten en anacoretas por el dinero, se compra “amor’ con el dinero, se pierde ese “amor” por el dinero, se crea aparente felicidad con el dinero, se entristece por el dinero, se cree que el dinero compra la felicidad, pero en realidad se encuentra la infelicidad, se pelean entre hermanos por el dinero, se traiciona hasta una nación completa y al  valioso pópulo por el Dinero.

Con el dinero puede encontrar la felicidad, o infelicidad, alegría o desdicha, gusto o disgusto, bondad o maldad, respeto u odio, humildad o corrupción, beneficio o destrucción total, vida o muerte… Pero… ¿qé es para ti en realidad el dinero (moneda corriente), el dinerillo (pequeña cantidad de dinero), o el dineral (gran  cantidad de dinero)?

En pocas palabras, las monedas son un pedazo de metal de diferentes tipos de aleaciones con materiales (frágiles con los de más dureza), o simples como el cobre, plata, oro… Antiguamente se inició con un intercambio de mercancías de todo tipo, prosiguió con piedras preciosas, y luego con un pedazo de papel de diferentes diseños, colores, tamaños y formas, pero como no eran tan duraderos, ahora lo combinan con plástico…

Como las monedas eran muy pesadas y notorias, muchas personas preferían guardar el dinero de papel en los lugares más insólitos: debajo de la tierra, en un pozo, en libros, detrás de las paredes, cajas y cajitas “fuertes”,  “Bancos”, etc… pero lo más triste es que cuando lo iban a buscar o estaba mohoso, desecho o simplemente convertido en polvo…

Y los que lo guardábamos en “Bancos”, a base de mucho trabajo honrado y esfuerzo para asegurar el futuro de nuestros hijos (escuelas, universidades, etcétera) algunas personas corruptas llenas de una ambición desmedida y con poder absoluto, sin tocarse el corazón lo robaron para su propio beneficio y ¡hasta fueron capaces de sacarlo de su país para quedar como grandes magnates mundiales!… sin importar que su propia gente que confió en ellos murieran de hambre, dejando a sus hijos desamparados: o de enfermedades por no poder comprar medicamentos necesarios, o de desesperación al ver cómo sus negocios quebraban y ¡algunos hasta se suicidaron!

En otra ocasión esos famosos gobernantes corruptos, que tanto añoran algunos “ciudadanos contumaces”, sólo aumentaron al pedazo de papel algunos ceros y… “A río revuelto… ¡ganancia de pescadores!”, para después astutamente desaparecerlos…

¿El Dinero realmente es para cubrir tus necesidades y poder vivir en un ambiente de dicha al lado de tus seres amados?, ¿para ayudar a tus semejantes en desgracia y sin un altruismo ególatra?  O ¿para comprar drogas y así desconectarte de la realidad, aunque pongas en peligro tu salud y a tu propia familia?… ¿Para salvar la vida de un ser querido sin importar sacrificar a un inocente e intercambiar el dinero por sus órganos vitales?… ¿Para obtener el “amor” del chico o “señorita” que anhelas durante tu “calentamiento global pasajero“?…  ¿para hacer grandes transacciones internacionales con el dinero, posesiones, o recursos materiales y naturales del inocente pópulo que creyó en tu poder de convencimiento y lograr una mejor vida para su adorada familia en nuestro vejado país y al hacerte “dueño de esos grandes caudales” … ¡no te importó traicionarlos al convencerlos de las grandes oportunidades de trabajo que les darías para que lograran una vida mejor!… ¡convirtiéndolos nuevamente en esclavos de empresas extranjeras y sujetos a los caprichos, reglas, condiciones sólo de “ellos”, que nuestra gente se tiene que sujetar, por el continuo miedo al despido y nuevamente quedar desempleados!…

¡Dinero!… ¡dinero!… ¡dinero!… aunado con el poder absoluto, la ambición desmedida, la corrupción infame, el ser un gran personaje ególatra “envidiado y admirado por todos”… ganando pactos con el mismo diablo que los induce a la fabricación de drogas nocivas para la salud, tráfico de órganos, seres humanos, alimentos y bebidas deliciosas, medicamentos, y productos de belleza… ¡fabricados con  inocentes bebés y fetos sacrificados!… armamentos bélicos para destruir a quienes se interpongan en su carrera desenfrenada para ganar el poder absoluto… ¡olvidando que nadie es inmortal y que tarde o temprano moriremos sin llevarnos nada, dejando todo en éste enigmático planeta tierra!…

Y para ti… ¿qué representa el dinero?, ¿un medio para la felicidad de tus seres amados o una ambición desmedida?

Cariñosamente Ana I.