Pesar por la muerte de Enrique Ramos Flores

Ex secretario de Turismo de Jalisco


  • El también empresario falleció este viernes luego de librar una larga batalla contra el cáncer

Por Marisela Muñoz
Guadalajara

Este viernes falleció el ex secretario de Turismo de Jalisco, Enrique Ramos Flores, luego de librar una larga y dura batalla contra el cáncer, enfermedad que combatió hasta el último día de su vida, sin dejar de lado sus actividades diarias y responsabilidades, aun como titular de Turismo en la entidad, cargo dejó en los primeros días del mes de diciembre del año pasado.

Ramos Flores tuvo una amplia trayectoria tanto en la iniciativa privada como en la administración pública. Fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Guadalajara, diputado federal, regidor y secretario estatal.

Durante la pasada administración estatal ocupó la titularidad de la Secretaría de Turismo, que fue su último cargo público, el cual cumplió hasta el último de la administración, aun estando ya enfermo y librando la batalla contra el cáncer.

Enrique Ramos nació en Guadalajara el 9 de septiembre de 1946, fue miembro de una familia hotelera, por lo que se desenvolvió en el ámbito turístico desde una edad temprana.

Cursó la licenciatura en administración de empresas por el ITESO y a los 21 años ya era director propietario del hotel Génova, puesto que mantuvo durante casi tres décadas.

A inicios de los noventa, Ramos Flores fungió como vicepresidente municipal de Zapopan, puesto que ocuparía de manera breve pues en 1991 ganó las elecciones para ser diputado federal.

En 1995 fue candidato a la alcaldía del municipio de Zapopan y aunque no obtuvo la victoria en las urnas, trabajó como regidor en esa administración municipal.

Además, fue colaborador del diario El Informado, en donde se desempeñó como coordinador comercial, subdirector y coordinador editorial.

Enrique Ramos fue, sin duda, un empresario que destacó en la hotelería y en la promoción de Guadalajara y Puerto Vallarta en el sector privado y público.

Fue lector de siempre de Vallarta Opina y en el sexenio pasado, ya ocupando el cargo de secretario de Turismo de Jalisco, realizó una visita a las instalaciones del periódico de los vallartenses.

Fue incansable su labor en la ciudad de Guadalajara, ciudad a la que promovió intensamente desde diferentes posiciones y desde los numerosos e importantes cargos que tuvo en organismos del sector público y privado, también fue directivo del Club Atlas de Guadalajara.