CiudadNayaritPortadaPrincipal

Increíble, pero ahora sí cargaron con su basura

Claudia Guzmán, directora de Turismo y Desarrollo Económico de Bahía de Banderas.


  • Hubo más turistas en la Riviera Nayarit que el año pasado

Por Eugenio Ortiz Carreño
Bahía de Banderas

Por increíble que parezca, a pesar de que se incrementó el número de visitantes a las playas de la Riviera Nayarit, se notó menos basura que en años pasados y pudo verse que los turistas “cargaron con desperdicios” en muchos casos.

En Los Ayala, lo mismo que en Rincón de Guayabitos, en Sayulita, y en Bucerías, las autoridades de turismo vieron con agrado que se acumuló menos basura, no obstante que estuvieron “a reventar” durante los últimos tres días de la Semana Santa.

La Directora de Turismo y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Bahía de Banderas, Claudia Guzmán, informó que efectivamente las playas estuvieron “a reventar” y lo constató personalmente ya que durante la mayor parte de la semana realizó recorridos desde

Lo de Marcos, a Punta de Mita y Nuevo Vallarta, pasando por Sayulita, San Pancho y Bucerías.

Por parte del gobierno municipal, una medida adicional fue la instalación de más de 20 baños portátiles, con el fin de evitar que los bañistas “improvisaran ellos mismos sus wc” en la playa, como ha ocurrido en otras ocasiones, lo que ha generado una gran contaminación de playas, al retirarse los visitantes.

En cuanto a incidentes, consideró que el “saldo es blanco”, a pesar de lo ocurrido en la carretera, donde se suscitó un encontronazo de dos autobuses, uno de la línea Pacífico, y otro de Autotransportes Compostela, donde falleció una pasajera. En las playas se suscitaron también casos de personas que estuvieron a punto de ahogarse, pero fueron rescatados a tiempo.

Afortunadamente se contó con la participación de 70 guarda vidas, de los que 40 o 50 eran voluntarios, así como los guardavidas de hoteles, que fueron capacitados por Protección Civil, para actuar en caso necesario. Sin embargo, Claudia Guzmán evitó dar un número total de casos, porque hasta la tarde de este domingo, continuaba realizando recorridos para recabar toda la información al respecto.

“Aun no cerramos porque la gente está en operativo”, comentó al ser cuestionada al respecto, y afirmó en cuanto a su apreciación por la afluencia, que la Semana Santa estuvo “muy bien”, pues las playas estuvieron “a reventar” y se pudo comprobar porque “estuvimos en varios módulos, entre lo que se cubrió por guardavidas, la verdad que si tuvimos mucho trabajo”.

Se realizaron incluso operativos nocturnos, para retirar a los turistas que acampaban en sitios indebidos, como en las cercanías de las desembocadas de ríos y arroyos, donde son sitios de anidación de cocodrilos, y eso implicaba riesgo para su integridad. Se sorprendió asimismo a turistas haciendo fuego en la arena, lo cual está prohibido, pues puede provocar el retiro de la certificación de Playas Limpias.

De manera muy generalizada, coincidió con otros funcionarios en cuanto a que este año se recibieron en las playas de la Riviera Nayarit, aproximadamente un 40 por ciento con respecto al año pasado. Estamos recabando la información, con Protección Civil y demás áreas para dar un estimado de números”.

Lo importante, abundó, es que la mayoría de las playas estuvieron cubiertas más que el año pasado, en este de aspecto hubo buenos comentarios, los turistas se sentían seguros, bien protegidos, anduvimos en recorridos dando indicaciones, salvaguardando a todos los visitantes.

Esto muestra también que dieron resultado las tareas de prevención, a cargo de la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos de Bahía de Banderas, coordinadas con la Secretaría de Marina y la Dirección de Seguridad Pública en playas de Litibú, Sayulita, San Pancho y Lo de Marcos.

El incidente más grave entre los bañistas, se suscitó en Playa Platanitos, donde el miércoles pasado una decena de bañistas fueron mordidos presuntamente por morenas, una especie marina, que afortunadamente no es venenosa, pero eso provocó que la playa fuera temporalmente cerrada y reabierta hasta la mañana siguiente, cuando se clarificó la causa de las heridas de los bañistas afectados.

Desde el norte, en San Blas y hasta Novillero, así como al sur, las playas estuvieron “llenísimas”, en todos lados y a toda hora la gente llegaba a las playas y lo mejor de todo es que  se llevaban su basura, y en otros casos los prestadores de servicios estaban listos para exhortar a los que no, para que la recogieran.