Las once mil vírgenes

Por Humberto Aguilar

Es una historia cierta pero poco real esa de las once mil vírgenes. Es una joven princesa llamada Úrsula, prometida en matrimonio a un príncipe que no era creyente, ella aceptó casarse aun cuando había jurado secretamente conservar su virginidad para toda su vida.

Si aceptó casarse fue para que no hubiera un conflicto en el reino de su padre y en el reino del príncipe, su prometido, que no era católico ni cristiano. Antes de la boda pidió un plazo de tres años en espera de convertir a su prometido.

Realizó un viaje hacia un lugar santo, haciéndose acompañar por once mil jóvenes como ella, todas, todas vírgenes.

A su regreso Úrsula y las once mil vírgenes fueron capturadas nada menos que por tropas de Atila, un bárbaro que azotaba todo Europa, musulmán que no era ni siquiera creyente de su propio Dios. Las once mil vírgenes fueron mancilladas por las tropas y la propia Úrsula pudo haberse salvado si se casaba con el bárbaro, trató de hacer la misma historia, pero finalmente fue brutalmente asesinada.

Así nació la leyenda de Santa Úrsula y las once mil vírgenes. La historia se conoció en toda Europa y se erigieron muchas iglesias a Santa Úrsula y las once mil vírgenes.

Esta es una historia no conocida en América, sin embargo la exclamación de las once mil vírgenes se utiliza en forma festiva.

LA VIRGINIDAD DE MARÍA

Terminada la segunda guerra mundial y conocida la barbaridad de los alemanes sobre los judíos. Descubiertos los hornos donde murieron miles de personas, el Papa Pío XII que fue testigo de la guerra y que jamás hizo un pronunciamiento en contra del holocausto, convocó a los príncipes de la Iglesia a un concilio en el Vaticano, en ese concilio se decretó por bula papal que María, la madre de Cristo fue virgen antes y después del parto, desde entonces en todas las iglesias del mundo se proclama eso, Santa María, madre de Dios, virgen antes y después del parto.

Durante la conquista, durante varios siglos se crearon cientos de apariciones y de vírgenes, algunas pocas piadosas, como por ejemplo la imagen de Santa María del Rosario de Zapopan, a quien se le conoce como la generala que guió a la las tropas cristeras durante las múltiples batallas contra el ejército mexicano al grito de ¡Viva Cristo Rey!

La imagen de Zapopan durante todo el año peregrina por diferentes parroquias de la zona metropolitana de Guadalajara. Su última visita es en la Catedral de Guadalajara desde donde el 12 de octubre es transportada en peregrinación hasta su lugar de origen en Zapopan. La basílica es localizada frente al hospital del ISSSTE en ese municipio.

Así como la imagen de Zapopan hay otras iguales que atraen a miles de creyentes como es en Talpa, en la ciudad de Rosario, Sinaloa y en la bonita parroquia de Valle de Banderas, donde se le venera todo el año.

Por supuesto en miles de familias mexicanas hay una mujer llamada Rosario ¿Conocen ustedes a una o varias Rosarios? Yo creo que sí.

Atentamente para usted.

 

Tags: