Elogian obra de vallartense

Alberto Sosa.


  • “El baño danés” aborda ambición y sed de poder de algunos políticos

Por Rodrigo López Becerril
Puerto Vallarta

Alberto Sosa, luego de pasar varios años más dedicado a la gestión cultural, la docencia, la dirección escénica y desempeñarse como editor en esta empresa, regresa al plano literario, ahora en la ciudad de Los Angeles, donde recientemente se llevó a cabo el concurso “Reto 66 para obras en un acto” (66 One Acts writing challenge) con una obra llamada “El baño danés o Todos hacemos caca en el mismo lugar” (“Danish rathroom or We all poop in the same place”), texto escrito por Sosa que tuvo que ser terminado y traducido al inglés en una semana, a partir de una premisa otorgada por 66 Theatre, y aunque el resultado final no le favoreció, recibió un agradecimiento de parte de la organización del evento, a través de un correo enviado por Liz Greig, en el cual hace mención de las fortalezas del texto y lo cerca que estuvo de ser seleccionado:

“Alberto, no podemos agradecerte lo suficiente por el trabajo y compromiso que mostraste en nuestro concurso “Reto 66 para obras en un acto”. Nos gustó mucho tu obra, “El baño danés” o “Todos cagamos en el mismo lugar”, personalmente era una de mis favoritas, pero desafortunadamente solo podemos elegir 3 obras en este concurso. En general, realizas un uso realmente inventivo de la premisa que se te proporcionó para el concurso, lograste dar un giro a la idea original y ubicarla en el contexto de un juego político estratégico que salió mal. Tiene una premisa divertida y grandes momentos cómicos. La obra tiene una buena duración, y un número razonable de personajes. Esperamos que esta participación te haya dado la oportunidad de crear y consideres participar en futuras emisiones”.

Sobre el mismo texto, Mario Ficachi, reconocido director de teatro, miembro fundador del grupo Contigo América, agrega lo siguiente: “La obra tiene elementos que la hacen interesante y hasta sorprendente. El planteamiento simbólico justifica toda acción fársica relacionada con los personajes. Siendo una obra corta ha dado carácter a cada personaje, lo cual suele no suceder”.

Sosa decidió arriesgarse a pesar de que este concurso representaba una desventaja importante para él, ya que además del poco tiempo para escribir el texto, la premisa sobre la cual debía basarse era un tema totalmente ajeno para él y tenía que enfrentar otro reto importante: la barrera del lenguaje.

“Fue algo que necesitaba en este punto de mi vida, aunque había poco tiempo para escribir y aún tenía que traducir a un idioma que, aunque conozco, no domino al 100%; sin embargo, al mismo tiempo me asaltaba la idea de “¿Y si sí?”.  Al final me inscribí y cuando me enviaron la premisa se trataba de una nota sobre el entonces candidato al gobierno de Illinois, quien cuando se encontraba en campaña había mandado a clausurar los baños de una de sus casas y así declararla como un espacio inhabitable para pagar menos impuestos. Era un tema que ni siquiera mis amigos estadounidenses que radican en Puerto Vallarta conocían, pero dije “Es sólo un punto de partida ¿Qué más da?”. Busqué la relación entre los baños, un candidato y su equipo de campaña, el resultado fue una dura crítica hacia la clase política, comenta Alberto.

“Cuando terminé el texto, de inmediato busqué a mi amiga Corie Duchateau, quien es una extraordinaria periodista y fotógrafa, y además de pedirle su opinión, le solicité su ayuda para revisar la redacción y ortografía. Cuando leyó la obra me dijo que le gustaba mucho (finalmente, por ser gringa era un filtro importante) y gracias a ella se hicieron cambios importantes para que la obra cobrara mayor sentido para el lector estadounidense”.