Cualidades ExquisitasGente PV

El uso adecuado del perfume

Es un deleite recordar a una persona por ese aroma tan agradable que deja al pasar; por tal razón, al perfume se le conoce como el accesorio invisible


Melissa López
Consultora de Imagen

Es un deleite recordar a una persona por ese aroma tan agradable que deja al pasar; por tal razón, al perfume se le conoce como el accesorio invisible. Un olor el cual resulta sumamente exquisito, se convierte incluso en un aliado de atracción y seducción.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El tema de los olores con relación a la imagen tiene su lado positivo y negativo, porque, así como es sumamente agradable y de buen gusto una persona con un aroma exquisito, existe el caso opuesto, que es la persona que casi se “baña en perfume” lo cual resulta sumamente incómodo para los demás.

El perfume es una extensión de la personalidad, por eso no se tiene afinidad a todas las fragancias. Si bien es un aroma que a ti te gusta, la recomendación es tener un poquito de consideración con las personas que te rodean, porque ciertos olores causan alergia o definitivamente no son nada agradables al olfato. Por tal razón no es correcto “bañarse en perfume” como se dice coloquialmente o aplicar de forma excesiva.

Un cuerpo limpio genera ese aroma natural que cada persona tiene, sin embargo, siempre es rico adquirir una fragancia que al usar provoque un excelente olor en combinación con tu PH.

Para el uso adecuado del perfume te recomiendo lo siguiente:

Cuándo aplicarlo: El perfume se aplica después de la ducha, al salir de la regadera aplica la crema humectante y enseguida el perfume, por lo tanto es antes de vestir.

Dónde aplicarlo: En las muñecas, el escote o cuello, parte interna del codo, detrás del lóbulo de la oreja, el cabello. Evita aplicar sobre la ropa, sobre todo si es de una textura delicada la cual se puede manchar.

Cuánto aplicar: Según el grado de concentración de la esencia a veces solo se requiere de unas gotas porque perdura por más tiempo en la piel, por lo tanto, considera que: un extracto tiene el 40 % de concentración de la esencia aromática y su duración en la piel será mayor, el perfume tiene del 20 % al 30 % de concentración y su olor en la piel será de hasta 8 horas, al usar  agua de colonia esta se desvanece aproximadamente en dos horas porque su grado de concentración de la esencia es del 2 % al 4 %, por lo tanto se tendrá que aplicar con frecuencia para seguir conservando el aroma.

Cuál es el mejor: El aroma que más te gusta a ti, eso es lo más importante. Cada perfume fija de forma diferente en cada persona según su PH, mi recomendación es que antes de comprar un perfume no te quedes con el olor que tiene el aplicador que te otorgan en la tienda departamental, lo ideal es solicitar que lo coloquen en la muñeca y en una hora aproximadamente tendrás el aroma real que quedará en tu piel.

Si te gustó el olor invierte en un producto original, los falsos no tienen garantía de calidad, por lo tanto, no obtienes la fragancia deseada, ni la durabilidad en la piel.

Lo ideal es tener diversidad de aromas: para el trabajo lo correcto son olores discretos, no así para algún evento social de día que puede ser algo más fresco, o para alguna salida de noche que puede ser más llamativo, de igual forma en invierno usar un olor y en verano otro. Existen un sinfín de fragancias: florares, frutales, amaderados, lo más importante es tratar de no mezclar olores, porque en ocasiones se utiliza jabón corporal y crema para el cuerpo con cierto aroma, más el perfume.

Recuerda: “Una fragancia bien escogida puede ser una característica distintiva. Es la primera cosa que la gente percibe cuando entras en una habitación y la última que sienten cuando te vas”. Giorgio Armani.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Facebook y pinterest: Melissa López, Consultora de Imagen
– Twitter @360melissalopez
– Instagram 360melissalopez
– www.360melissalopez.com