Advierten que Guayabitos está descuidado

Fandor Ojeda Moreno, turistero de amplio conocimiento, advierte sobre la decadencia que sufre el destino más popular del Estado de Nayarit

Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit


Pese al esfuerzo de algunos hoteleros, y prestadores de servicios que procuran tener completamente limpias las playas de Rincón de Guayabitos, el destino vive un momento de decadencia sin que exista un plan de renovación a mediano plazo.

Lo anterior fue advertido por el turistero Fandor Ojeda Moreno, quien tiene una amplia trayectoria como hoteleros y promotor de diversas marcas hoteleras, quien al visitar de nueva cuenta Rincón de Guayabitos, observó la falta de planeación para reordenar el destino.

Fandor Ojeda Moreno fue delegado de la Secretaría de Turismo durante la primera administración municipal de la señora Alicia Monroy en el ayuntamiento de Compostela, y como tal realizó diversas acciones para organizar y mejorar la promoción de Rincón de Guayabitos en sus mercados naturales.

Al retornar al lugar, observó que es menos alentadora la situación de la Peñita de Jaltemba, porque sus calles están destruidas y la calle principal que desemboca en la playa, es víctima de una gran voracidad comercial sin escrúpulos.

Además el presunto “malecón” que más bien debe calificarse como “banquetón” le queda mejor y en general es una “buena idea”, pero inconclusa y abandonada también, ya que está incompleto y descuidado.

Un punto a favor, observó es la construcción del nuevo embarcadero en la Isla Coral, el cual le da orden a las visitas e incluso se puede observar que hay brotes de coral en los alrededores, lo que es positivo después del grave ecocidio que se cometió con la laguna de oxidación que arrasó parte de la flora marina en esa zona.

Puntualizó que es positivo que los prestadores de servicios, lancheros y pescadores, procuren cuidar la Isla del Coral, y comentó que en general, los turistas obedecen las indicaciones de los guías de las embarcaciones que visitan la isla.

Otro sitio de interés en Rincón de Guayabitos es la zona de Petroglifos conocida como Altavista, donde ya se pavimentó el acceso principal desde su entronque a la carretera federal 200. Los recorridos se ofrecen a través de la página de AirB&B y se oferta como “una experiencia en Rincón de Guayabitos”.

Lamentó que la situación de la zona de vestigios prehispánicos se encuentre en una especie de “limbo” legal, pero recordó que desde su estancia en estos rumbos, cuando trabajaba en la Secretaría de Turismo había la intención de concesionarla, aunque al final se entregara al ejido de Altavista, quienes estaban interesadas en su usufructuo