CiudadLocalPortadaPrincipal

Vallarta es pionero en atender infartos 

  • Dr. Jorge Chávez Páez, Gilberto Parra, Gabriela Borrayo y compañía.
  • Médicos, en constante capacitación para atender infartos.
  • Clínica 42 del IMSS, bien preparada por el Código Infarto.

El programa Código Infarto ha tenido un desempeño favorable en esta región; los profesionistas del IMSS constantemente se capacitan para tratar adecuadamente problemas del corazón


Por José Reyes Burgos
Puerto Vallarta

Puerto Vallarta se ha vuelto pionero en la atención de infartos a la población, gracias a la capacitación que se ha brindado a los médicos de la región a través del programa Código Infarto y la coordinación entre los distintos hospitales, destacó su directora nacional, la doctora Gabriela Borrayo Sánchez, en entrevista para Vallarta Opina.

“Yo creo que las unidades médicas hoy en Vallarta están participando y capacitando muy bien a sus médicos familiares y generales en el tratamiento de infartos (…) por ejemplo, una vez iniciado el tratamiento, de manera muy satisfactoria, los derivan a la Clínica 42, pero también hacen equipo con Guadalajara, con hospitales de otras regiones”, destacó.

El programa Código Infarto es un protocolo de atención a problemas cardiacos para la población en general, implementado en hospitales a través del Instituto Mexicano del Seguro Social; a nivel nacional y a través de una red de colaboradores, atiende a más de 44 millones de derechohabientes en 170 clínicas de toda la República Mexicana.

Para la doctora Borrayo, el que el IMSS pueda estar ejerciendo este programa “es una gran muestra del extraordinario sistema de salud que tenemos” en el país, pues ha sido principalmente a través de la red de colaboradores de esta instancia que se ha podido dar salida a los objetivos de Código Infarto, como lo son evitar la mayor cantidad de muertes posibles por paros del corazón humano.

“El IMSS es una garantía para los mexicanos, no solo hemos hecho este programa que es tan importante (…) hoy ya atiende pacientes con medicina ‘traslacional’, que es trasladar el conocimiento y los avances científicos hacia el paciente”.

Recordó también que Código Infarto ya fue premiado como la mejor campaña por la Sociedad Latinoamericana de Cardiología.

ATENCIÓN OPORTUNA

Cuando un paciente llega a una unidad médica con antecedentes clínicos de un infarto, este programa de inmediato actúa para su oportuno tratamiento, tal y como lo explicó la doctora Gabriela Borrayo: “es una red de atención muy bien hecha (…) a cada caso se toma un electrocardiograma, se les da un tratamiento inmediato, que detenga el coágulo, para que posteriormente pueda ir a una clínica y seguir con una medicina que lo elimine”, señaló.

Puerto Vallarta está en constante alerta en la Clínica 42 del IMSS, donde el personal ha sido capacitado para atender los infartos, y está en coordinación con el Centro Médico Nacional de Occidente y otros centros regionales, destacó la especialista.

Sin embargo, acotó Borrayo Sánchez, siempre será mejor para la población en general prevenir los infartos, con buenos hábitos alimenticios y mucho ejercicio, pues mejorar las condiciones de vida es una mejor solución que tratarlos una vez ocurridos.

TRABAJO EN EQUIPO Y CAPACITACIÓN

Por su parte, el doctor Jorge Chávez Páez, coordinador de Código Infarto en la región con sede en Puerto Vallarta, destacó que la capacitación constante del personal médico ha sido de vital importancia, con foros como el que tuvo lugar hace 15 días en el Centro Internacional de Convenciones, que reunió a cientos de médicos de todo el país para discutir sobre distintas especialidades médicas.

Para el doctor Jorge Chávez, afortunadamente el trabajo local ha sido muy satisfactorio, y aunque faltan labores por concretar, hoy ya se cuenta tanto con infraestructura como con el personal suficiente para hacer de Código Infarto una realidad para los derechohabientes de la región.

“Código Infarto es un programa que actualmente es una realidad nacional, es un sistema de implementación para el tratamiento de los pacientes por infarto, que es la causa número uno de muerte en el mundo y México no es la excepción. El poder contar con la infraestructura y la sistematización para atender al paciente que tiene un infarto, nos permite tratarlo de manera más pronta y más efectiva, disminuyendo la mortalidad y las complicaciones derivadas del infarto”, dijo a este Diario.

Mucho se desarrolló sobre este tema y se actualizaron los panoramas y cifras, en general un balance positivo, durante el XXV Foro Norte de Investigación de Salud, que tuvo lugar este mes en Puerto Vallarta.

“Este evento fue imprescindible para que toda la comunidad médica y sus trabajadores se enteren de que todos somos un equipo en la atención del paciente que tiene una enfermedad, desde el guardia de seguridad y el intendente hasta el cirujano”, comentó el doctor Gilberto Parra, reconocido cardiólogo exponente del gremio.

Parra señaló también que se debe reconocer que aún “falta mucho trabajo por hacer, pero si toda la comunidad médica abre los ojos seguramente vamos a seguir haciendo pujar a esta región para seguir mejorando la atención y con mayor calidad”, aunque en general elogió el buen trabajo del programa Código Infarto a nivel nacional y local.

Asimismo, considera que el problema de la insuficiencia de capacidad para atender a los derechohabientes en distintas circunstancias, efectivamente, si es un factor que al final favorece al sector privado, pero que se trata de un obstáculo “transistorio”, más derivado de los cambios políticos, pues el trabajo de los médicos “ha sido entregado y total”.

“Si tú tienes un problema necesitas llegar a donde eres derechohabiente, sea el IMSS, el ISSTE, el Hospital Naval; y por alguna circunstancia no puedes llegar y atenderte, debes buscar una alternativa (un hospital privado). Pero también exigir que se hagan las tareas y labores gerenciales que deben desarrollarse para solucionar ese problema en el sector público”, advirtió el también cardiólogo.