CiudadLocalRiviera Nayarit

Carretera 200, convertida en basurero clandestino

Hay puntos que se han convertido en verdaderos tiraderos, y como están en área federal el ayuntamiento se deslinda

Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit


Los turistas que arriban a la Bahía de Banderas nunca miran hacia abajo. Le hacen como la canción de José Alfredo Jiménez, porque solo admiran las montañas, los árboles gigantescos que cada día desaparecen más, y las aves que eventualmente vuelan entre la vegetación.

Si voltearan “pa’ abajo”, podrían sorprenderse de la gran cantidad de basura que ellos o otros como ellos, han arrojado a las cunetas de la carretera. Cualquiera que observe las cunetas podrá percatarse que no  hay un metro libre de plástico.

A ambos lados, hay botellas y bolsas de plástico, vasos de unicel, vasos de café, pañales de bebé, vasos de sopas maruchan, y todo lo que usted pueda imaginar, que un automovilista incosciente puede arrojar por la ventanilla de su auto, porque son “muy limpios”, pero no se dan cuenta que ensucian más el ambiente.

La realidad es que ya hay más montones de basura, que cruces por accidentes fatales en las cunetas. Lo malo es que el ayuntamiento no limpia esos lugares, porque argumenta que eso compete al gobierno federal, porque la carretera es federal.

El gobierno federal está muy lejos y ni se entera de que sus carreteras están llenas de basura de manera que ahora que llega el temporal de lluvias, muchas botellas y botes de aluminio seguramente serán arrastrados por las corrientes de agua y llevados al mar.

Asi, de poco sirven las campañas como las que se llevaron a cabo la semana antepasada, cuando se celebró el día mundial del Medio Ambiente, y durante las cuales algunos grupos ecologistas se tomaron la foto cargando o jalando bolsas negras con basura, porque nadie se paró por un momento en las carreteras.

Y si lo hicieron, seguramente cantaron la canción de José Alfredo, que dice: “tu pa’ abajo, no sabes mirar”.