“Toy Story 4” hace historia

“Toy Story 4” revivió la taquilla de los cines de Estados Unidos y Canadá.


  • Logró ubicarse entre los filmes animados de mayor recaudación en su estreno; la película dirigida por Josh Cooley se posiciona en el cuarto lugar con 118 MDD, aún debajo de las expectativas del sector

La esperada “Toy Story 4”, de los estudios Pixar, revivió la taquilla de los cines de Estados Unidos y Canadá tras un bajón de tres semanas de secuelas, pero los 118 millones de dólares que recaudó en su debut estuvieron por debajo de las expectativas del sector.

Aun así, “Toy Story 4” es el cuarto filme animado de mayor recaudación en su estreno, según cifras no ajustadas por el efecto de la inflación.

Según los cálculos más recientes, parecía seguro que la película recaudaría entre 140 y 150 millones de dólares durante su primer fin de semana de lanzamiento.

Ya con ajustes a la inflación, la cinta recaudó poco menos de los 110.3 millones (o unos 129 millones de dólares de la actualidad) que los que “Toy Story 3” recaudó hace nueve años.

El debut de “Toy Story 4” continuó la racha de secuelas de bajo rendimiento, como “Dark Phoenix”, “Godzilla: King of the Monsters” y “Men in Black: International”.

Sin embargo, “Toy Story 4” tenía algo que esas cintas no tenían: buenas reseñas. Tenía un índice de “frescura” de 98 por ciento en Rotten Tomatoes.

NUEVA HISTORIA

Para “Toy Story”, el juego está lejos de terminar. El largometraje animado, protagonizado por “Woody” y “Buzz Lightyear”, concretó su vuelta a la cartelera, un regreso que nos recuerda que estos juguetes llegaron para romper el molde.

Aunque la cinta cuenta con una amplia legión de seguidores, su cuarta entrega cambió algunos elementos en la fórmula del éxito. Lo primero es la elección de un director “nuevo” como lo es Josh Cooley. “Nuevo” relativamente, porque tiene casi 15 años trabajando como artista de guion gráfico en varios proyectos de Pixar (“Cars”, “Los Increíbles”, “Ratatouille”, “Up”), pero que jamás se había involucrado en una película de “Toy Story”. Y tampoco había dirigido un largometraje.

La visión fresca de Cooley le brinda un nuevo ángulo a la franquicia de “Toy Story”, que este año llega a 24 años de haber lanzado su primera aventura. Los protagonistas ahora no buscan aferrarse a su dueño, sino salvar al nuevo miembro de su equipo: “Forkey”, quien ni siquiera es un juguete, lo que le provoca bastantes crisis existenciales.

Con mayor peso en los personajes femeninos y el discurso de que es importante tomar las riendas del destino en nuestras manos, la película busca mantener la semilla de su éxito: ser entrañable para el público infantil, sin dejar de lado el mensaje que se llevan los adultos.

Los protagonistas se la tendrán que ver con un juguete resentida con la sociedad: “Gabby Gabby”, una muñeca que en 40 años jamás ha salido de la tienda de antigüedades debido a un misterioso defecto.

Además de “Woody” y “Buzz”, veremos a “Betty”, la pastorcita que nos enamoró en las primeras cintas, aunque ahora con una actitud más heroica. Otros que vuelven son “Rex”, “Hamm”, los “Aliens” y el señor y la señora “Cara de papa”.

Las primeras dos cintas fueron dirigidas por John Lasseter, mientras que la tercera cayó en manos de Lee Unkrich. Ellos dos regresan a esta cuarta parte, trabajando solamente en el guion.

Las películas anteriores de la saga han conseguido dos Globos de Oro y tres premios Oscar de un total de 15 nominaciones

LAS MÁS TAQUILLERAS

La historia de Pixar comenzó hace cuatro décadas, en 1974, cuando Lucasfilms crea un grupo de jóvenes de innovación tecnológica informática para cine.

En 1986 Steve Jobs, cofundador de Apple, compra la productora por cinco millones de dólares y crea Pixar.

En 40 años, la empresa se ha posicionado como uno de los estudios cinematográficos de animación más importantes del mundo y ha creado grandes cintas como “Toy Story”,

La mayoría de los personajes regresan en esta historia.

ÉXITO

Con mayor peso en los personajes femeninos y el discurso de que es importante tomar las riendas del destino en nuestras manos, la película busca mantener la semilla de su éxito: ser entrañable para el público infantil, sin dejar de lado el mensaje que se llevan los adultos