CiudadLocalPortadaPrincipal

Victoria en Los Horcones es temporal; empresa tiene permisos de Fox y Calderón

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


El día de ayer, la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA), clausuró las obras para construir una presa mini hidroeléctrica sobre el cause del río Los Horcones, en Cabo Corrientes, luego de que una multitud cerrara la carretera federal 200 para manifestarse en contra del proyecto.

El inspector adscrito a esta región acudió a la protesta ante el llamamiento del Ayuntamiento de Puerto Vallarta, pues la gente presionaba para realizar la clausura de las obras. Una vez en la escena, los inconformes desbloquearon el tráfico vehicular en a 200 y procedieron a escoltar al inspector de PROFEPA a las obras.

Ahí, evideciaron irregularidades y le externaron que la empresa responsable, Hidroeléctrica de Occidente, no ha dado a conocer los detalles del proyecto con la comunidad; ante los señalamientos de la gente, el inspector finalmente colocó un sello de clausura a las obras, las cuales no podrán seguir hasta nuevo aviso.

Clausura es temporal

Sin embargo, no se trata de una “victoria ambiental” total, debido a que el sello de clausura solo impide las obras de momento, pero la empresa podrá presentar evidencia a su favor y la PROFEPA, así como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), pedir documentación y solución de irregularidades en las obras.

Así lo dejó claro en entrevista con Vallarta Opina el regidor Cecilio López Fernandez de Morena, quien despacha en el Ayuntamiento vallartense. “(La clausura) fue obligada por la presión del movimiento popular, por lo tanto es temporal (…) la movilización popular obligo a las autoridades omisas a detener temporalmente el ecocidio”, señaló.

En este mismo sentido, las obras podrían reanudarse pronto si la empresa actúa, ya que “tiene permisos federales de los gobiernos de (Felipe) Calderón  (Enrique) Peña Nieto”, ante lo cual este miércoles están siendo escuchados en Guadalajara los inconformes representantes de Boca de Tomatlán, en las oficinas federales de SEMARNAT.

El regidor morenista además acusó pasividad del gobierno de Puerto Vallarta porque “tiene facultades para detener la obra, ya que se le demostró en mi intervención en sesión ordinaria de cabildo que la empresa tiene permisos federales en Cabo Corrientes y las obras se están realizando en Puerto Vallarta, y ante eso el ejecutivo vallartense ha sido omiso”.

Por eso, desde su perspectiva “no hay mérito” aún en detener las obras, donde “el movimiento popular ha sido capaz de obligar a las autoridades ” a proteger el medio ambiente, pero la obra en Los Horcones aún no se ha detenido de forma permanente.

(Al centro) Regidor Cecilio López.