CiudadLocalPortadaPrincipal

Murió Esthela Camacho, un personaje del viejo Vallarta

  • Murió Esthela Camacho, pionera de la hotelería en Puerto Vallarta.
  • A Esthela Camacho le sobreviven sus dos hijos, en esta foto con sus respectivas esposas.

Pionera de la hotelería en el Posada Vallarta


  • La caracterizó su amor por Puerto Vallarta y su trabajo como luchadora social y en defensa de los espacios públicos y el medio ambiente

Por Martha Ramírez
Puerto Vallarta

Este martes murió en esta ciudad la conocida activista social Esthela Camacho Fregoso, todo un personaje del llamado viejo Vallarta y pionera de la hotelería en esta ciudad, gracias a su trabajo realizado hace más de 40 años el hotel Posada Vallarta.

Vallartense de nacimiento, perteneció a una de las familias más tradicionales de esta región, luego de que la familia Camacho Fregoso descendía de los Munguía Quijade, quienes llegaron a fines del siglo 19 a Puerto Vallarta cuando, incluso, todavía se llamaba comisaría Las Peñas.

Esthela Camacho Fregoso fue, efectivamente, una pionera de la hotelería en Puerto Vallarta, al trabajar al lado de personajes como María Eugenia Piana, Juan José Loredo León, Nicolás León, Mariano Sedano y José Díaz Escalera, entre muchos otros. Perteneció a toda una generación de destacados personajes de la hotelería que abrieron camino al despegue de Vallarta como destino turístico.

Al ser integrante de una de las familias más reconocidas del viejo Vallarta, fue hermana de Francisco Camacho Fregoso, de profesión contador público y quien en su tiempo destacó por ser un priista hueso colorado.

ACTIVISMO Y AMOR POR VALLARTA

Esthela Camacho tuvo siempre un férreo y gran amor por Puerto Vallarta y por ello luchó desde diferentes trincheras por que no se perdiera la esencia de Vallarta.

Su activismo surgió cuando en 1976 surgió el movimiento social “No lo queremos”. Hasta entonces trabajaba en el hotel Posada Vallarta, en donde era gerente María Eugenia Piana, quien la mandó a estudiar fonética en francés a la Sorbona de París.

En 1976, cuando inició su activismo social se enroló en la defensa de los espacios públicos y del medio ambiente, lo que la llevó -hace más de 20 años- a formar parte del grupo de defensa del estero El Salado, logrando junto con sus compañeras de batalla el decreto de área natural protegida del estero.

Incluso, ella misma y Rosa Limón firmaron la petición que hizo suya en su momento Salvador Cosío y que se consiguiera ese decreto del estero El Salado.

Esthela Camacho era muy política, pero apartidista, sin embargo a fines de la década de los ochenta respaldó la opción política del Partido Acción Nacional (PAN). Entre sus anécdotas destacaba que los primeros discursos de la desaparecida panista vallartense Rocío García Gaitán los hacía Esthela Camacho.

Su participación en política desde la sociedad civil la llevaron a convertirse en presidenta del Consejo Distrital Electoral en 1996, fue la primera vez que se ciudadanizaron los órganos electorales.

Siempre se jactó de haber vivido de su trabajo en la iniciativa privada, aunque tuvo un fugaz paso por el Seapal Vallarta cuando se construyó el colector centro-norte y se hizo la planta de tratamiento.

Aunque en los últimos 10 o 15 años disminuyó su papel protagónico, siempre aparecía en movimientos sociales en defensa de espacios públicos, edificios y de la imagen del pueblito típico.

Aunque en los últimos años, por motivos de salud, poco salía a la calle, Esthela Camacho estaba al tanto de lo que acontecía en su amado pueblo.

Los integrantes del Viejo Vallarta lamentan desde anoche la muerte de Esthela Camacho Fregoso, a quien le sobreviven sus dos hijos.

Sus restos serán velados este miércoles a partir de las 10 de la mañana en la funeraria Celis.

Descanse en paz.