CiudadLocalPortadaPrincipal

Hidroeléctrica NO DAÑARÁ río Los Horcones ni selva: empresa

José Reyes Bugos
Puerto Vallarta


La presa mini hidroeléctrica que se construye sobre el cause del río Los Horcones no dañará “ni en lo más mínimo” al medio ambiente o al propio cuerpo de agua, ha señalado la empresa responsable del proyecto, Hidroeléctrica de Occidente, a Vallarta Opina Digital.

En este sentido, los argumentos que han planteado quienes se oponen a la presa y orquestaron su clausura al presionar a un delegado de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA) el martes pasado, no conocen los detalles del proyecto y están siendo engañados, afirmó uno de los ingenieros responsables de la obra.

En su sitio web oficial, hidrolasjuntas.com, la empresa expone dos dibujos, uno donde ejemplifica como no va a ser el proyecto, y otro que lo representa. De este modo, ni va a existir una cortina gigante ni turbinas sobre el cause del río; ni se va a retener una enorme cantidad de agua provocando la sequía del cuerpo de agua durante seis meses al año.

En su lugar, la mini hidroeléctrica en Los Horcones consistirá en una cortina de apenas 1 metros con 80 centímetros de altura con 40 metros de ancho, que poseerá incluso espacios para que el sedimento siga fluyendo su curso natural.

Y una piscina derivadora que trasladara el agua por dos kilómetros en una tubería, hacia una casa de turbinas que generará la electricidad, y acto seguido devolverá el agua sin ninguna alteración, de regreso al río.

“Se trata de un proyecto de energía limpia y renovable. El objetivo es generar electricidad sin producir ningún contaminante ni emisiones atmosféricas, esto se logra aprovechando la fuerza del agua para impulsar unas turbinas, después el agua regresa a su cauce natural”, dice la empresa en su sitio web.

El agua regresa en su totalidad al cauce, la zona de la hidroeléctrica se mantendrá con flujo permanente de agua. Se cuida que la remoción de vegetación sea la menor posible y se contempla reforestar las zonas en las que hemos trabajado. No conlleva afectación alguna a las actividades turísticas, pesqueras y económicas de la zona”, continúa la ficha técnica.

Así mismo, desmintieron que se esté “depredando la selva”, ya que lo único que se ha removido ha sido maleza “que creció posteriormente a la destrucción hecha en su momento por la carretera federal 200, que taló la pendiente del cerro”, y la rocas que han sido explotadas se han destruido con explosivos controlados de baja intensidad.

Además, la empresa cuenta con 11 permisos del gobierno federal y local para realizar las obras, mismas que dice, ni siquiera requieren de manifestación de impacto ambiental dada el muy bajo nivel de modificación del terreno que provocarán.

Respecto al supuesto de que la actividad de la hidroeléctrica calentaría el agua del río y alteraría la vida dentro del mismo así como en su desembocadura al mar, uno de los ingenieros afirmó que esta información es ficticia, ya que el proyecto es una hidroelécrica, no una termoeléctrica, que sí emplea la condensación del líquido para generar energía con vapor, mientras que la presa en Los Horcones solamente aprovechará la fuerza del agua.