Costarán 50 mdp obras, tras la inundación en Santa Anita

Diversos daños dejó la inundación.


  • Tlajomulco Reforzar vasos reguladores y renovar los cauces, entre otros, para evitar otra inundación como la del domingo

Por Mariela Muñoz
Guadalajara

Se requieren alrededor de 50 millones de pesos para las obras pluviales y rehabilitación de infraestructura dañada en la zona de Santa Anita, según arrojó una primera evaluación tras la inundación ocurrida este domingo, informó el presidente municipal, Salvador Zamora Zamora.

“Tenemos que hacer obras de mitigación en zonas altas, reforzar vasos reguladores, hacer unos nuevos, renovar todos los cauces, insistir en hacer más gaviones para poder tener obras de contención, más cárcamos que nos permitan guardar agua y reencauzarla paulatinamente”.

Para obtener los recursos, las autoridades ya instalaron la mañana de este lunes el Comité de Emergencias, con el que se buscará obtener fondos de las bolsas de desastres estatales y federales.

Evalúan daños por lluvias en Tlajomulco

La tormenta ocurrida la tarde de este domingo en Santa Anita provocó que los arroyos que cruzan por la zona y que bajan desde La Primavera se desbordaran. El agua hizo colapsar las bardas perimetrales de fraccionamientos como Arbolada y levantó el asfalto tres puntos en boulevard Santa Anita, lo que la volvió intransitable.

Este lunes, las autoridades trabajaron con maquinaria en el desazolve de los arroyos La Colorada y La Culebra que cruzan la zona. Indicó que de los 12 gaviones que se hallan en La Colorada, uno de ellos se dañó; además, algunos de los vasos reguladores llegaron al límite de su capacidad y otros más se derramaron.

Entre las obras necesarias para mitigar las inundaciones se requiere la construcción de un colector de aguas pluviales. El solo colector costaría 20 millones de pesos. “Nosotros queremos que arranque lo antes posible, mañana tenemos un recorrido a las cinco de la tarde”.

Estarán autoridades municipales y estatales para precisar las obras que se tienen que hacer, por lo que el estimado de 50 millones puede variar. Aclaró que son prioritarias las obras de mitigación, pues de nada servirá rehabilitar los caminos dañados si no se evita que el agua vuelva a dañar los pavimentos.

Debido a que no se puede transitar por boulevard Santa Anita, el tráfico en la zona de ingreso a los fraccionamientos se desvía hacia Camino a Las Moras, vialidad que prácticamente está colapsada, por lo que actualmente se trabaja en la base para el reencarpetamiento provisional de los tramos dañados.

Si las condiciones del clima lo permiten, es probable que se abra a la circulación boulevard Santa Anita este martes.