Tránsitos de Nayarit multan a turistas sobre carretera 200; les piden ‘moche’

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


La carretera federal 200 recorre en una de sus etapas la Riviera Nayarit y los pueblos que en ella se han establecidos; prácticamente los parte por en medio, y se convierte en la avenida principal de cada uno de ellos. Pero en este contexto, los turistas automovilistas que desconocen que, una vez ingresando a cada uno de estos pequeños pueblos, la carretera se vuelve una avenida urbana, pasan por verdaderos dolores de cabeza al ser multados por la Policía Vial de Nayarit.

Por ejemplo, y según se hizo llegar el testimonio  esta redacción, un automóvil compacto con 5 turistas de Guadalajara circulaba a las 2 de la madrugada, por esta carretera, y al llegar a la parte que cruza el pueblito de Lo de Marcos, sobre la avenid fue detenido por dos patrullas viales, quienes le indicaron estar “circulando a 80 en una zona de 30”, donde por seguridad “hay que circular a esa cantidad porque podría haber niños cruzando la avenida”.

En esta circunstancia, el conductor inconforme argumentó que es muy complicado ver las señales de velocidad que indican la cantidad máxima en cuanto la carretera 200 se transforma abrúptamente en avenida principal, ya que están a escasos metros de que esto suceda y ocultas por los árboles.

“Uno que no conoce, uno que no viene aquí, pues viene con velocidad de la carretera, se mete y aquí lo están esperando, se nota luego luego, que podemos hacer”, dijo el conductor, quien relató que los policías le querían levantar el folio, pero le pidieron “100 pesos para cada oficial y eran 3”.

Esta es un situación “que sucede muy a menudo cuando la carretera está sola, y ellos se ponen a ‘emboscar’ autos solitarios, para ver si vienen de fiesta, para ver si traen alcohol, para revisarlos, para multarlos pero mejor sacar mordida”, comentó ‘Don Julio’ a Vallarta Opina, vendedor de cocos y refrescos en un puesto sobre la mencionada vía, y testigo de este tipo de escenas.

Las mismas situaciones se han reportado en Rincón de Guayabitos y La Peñita de Jaltemba, así como en El Monteón.