Gente PVMedicina Familiar

Enfermedades por la CANÍCULA

Ante los síntomas de debilidad, entumecimiento o calambres, es necesario que las personas se retiren del sol, se hidraten con electrolitos orales o agua natural.


Dr. Marco Antonio Inda Caro

La semana pasada, se cobra la primera víctima una de las enfermedades de la Canícula el llamado GOLPE DE CALOR;  un varón trabajador de la construcción, estaba en un quinto piso, se desvanece al parecer por un golpe de calor, al ser apoyado por sus compañeros, notan que esta “ardiendo en calentura”, es llevado a una clínica de primer nivel de atención médica en estado de inconsciencia y con un ruido agonizante al respirar, antes de que el trámite burocrático se realizara, cae en paro cardiorrespiratorio sin poder lograr su recuperación.

El fenómeno de la canícula se refiere al aumento de la temperatura que azota a la mayor parte del país. México se encuentra ubicado geográficamente en el límite septentrional de la llamada zona intertropical, por lo cual, las temperaturas en algunas partes del país se elevan por encima de los 45 grados, sin embargo, en algunos sitios estratégicos por la mayor parte de lo fresco del clima, algún cambio drástico en la percepción climática, logra que la temperatura de nuestro cuerpo se eleve por encima de 39.4 grados centígrados, lo que conlleva al llamado GOLPE DE CALOR, secundario ya sea a la condición ambiental o a la actividad física vigorosa.

El organismo es incapaz de regular su temperatura y puede provocar deshidratación, delirio, desvanecimiento, convulsiones y en algunos casos, la muerte. Afecta principalmente a grupos vulnerables, niños menores de 5 años, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas o aquellas que en horarios de mayor radiación solar realicen alguna actividad física, como trabajadores de la construcción, común en estos lugares, jardineros y/o personas afines expuestas a los efectos del sol.

La temporada dura 40 días, los horarios de mayor radiación son entre las 11 y las 16 horas del día. Se recomienda, el consumo de agua o bebidas con electrolitos, consumo de alimentos con caldo, uso de sombrillas, gorras, sombreros, así como ropa manga larga y de colores claros.

Ante los síntomas de debilidad, entumecimiento o calambres, es necesario que las personas se retiren del sol, se hidraten con electrolitos orales o agua natural, en caso de persistir las molestias acudir a una unidad médica, con el afán de prevenir complicaciones.

 

Dr. Marco Antonio Inda Caro
Médico de familia 3222167035
Email marco.inda_@hotmail.com