CiudadRiviera Nayarit

Tatiana Clouthier y la sombra del “Maquío”


  • El Partido Morena no logró llenar el salón “Paraíso” de Nuevo Vallarta, porque la mayoría de simpatizantes estaba en memoria de su padre donde presentó el libro “Juntos hicimos Historia”

Por Eugenio Ortiz Carreño

El salón “Paraíso” del Grupo Paradise Village, “casi” se llenó de simpatizantes de Tatiana Clouthier, o mejor dicho de su padre, Manuel J. Clouthier, donde la coordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador presentó su libro “Juntos hicimos historia”.

Durante el acto moderado por el rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, Jorge Ignacio Peña González, la hoy diputada federal detalló las razones por las cuales decidió escribir un libro de su experiencia en el equipo de campaña del hoy presidente de la República.

De entrada Tatiana Clouthier destacó la gran relevancia del cambio que se operó en México, que hizo al mundo preguntarse, qué hicieron los mexicanos y que pudiéramos repetir. Y es que los mexicanos “decidimos transformar este país de dos manera, de manera pacífica y por la vía del voto”.

Añadió que dicho así pareciera muy simple, pero muchos países que han hecho estos grandes cambios, solo lo han logrado hacer con las armas, con derramamiento de sangre o a través de revoluciones de otra índole, y no mediante “revoluciones de conciencia”.

Aclaró sin embargo que “esto no quiere decir que no perdimos compañeras y compañeros, porque mataron a muchos”. Pero se logró llegar con el voto y de manera pacífica empezar la transformación de éste país, y esto no puede ser una cuestión menor.

Recuerdo mucho las discusiones que se tenían con Andrés Manuel y detalló cómo la campaña realmente consistió en cinco campañas paralelas o simultáneas, que incluyó incluso una campaña en redes sociales y medios de comunicación. Y es que  el propósito fue hacer entender a la gente, había que “abrirle los ojos a cada uno de los ciudadanos”.

Reconoció que la campaña no fue ajena a conflictos internos entre los integrantes del equipo,, quienes empezaron a darse patadas por debajo de la mesa, y comenzaban a repartirse lo que “todavía no había”. Sin embargo, puntualizó que esto es parte de la condición humana y lo importante es que no trascendió ni influyó en el resultado.

Al finalizar, exhortó a los asistentes también a participar, a no ser egoístas con el país y a seguir el ejemplo de Obrador. Pidió a los morenistas y no morenistas asistentes, a preguntarse de qué manera podrían cada uno de ellos comprometerse y seguir, dado que por la situación del país, no habría gobierno alguno que pueda por sí solo sacarlo adelante.

El objetivo hoy, dijo, es “como me voy a comprometer a seguir escribiendo la historia, se trata de “qué hago donde vivo”, o desde la escuela donde trabajo. Criticó por ejemplo a sus compañeros diputados en el Congreso, que no son capaces de recoger su propia basura y la dejan con la certeza de que “alguien va a recoger lo que tiramos”.

Puntualizó que de eso se trata la cuarta transformación, de que se comprometa la ciudadanía en hacer la parte que le toca. La idea es empezar a construir el país, y no solo estirar la mano. “El reto, añadió, es que no me quejo de lo que no estoy dispuesto a cambiar. Doy la cara, lo doy un cheque en blanco…”

Preguntas y respuesta

Como ya es la regla, en la parte de las preguntas y respuestas la charla se puso más interesante, porque los participantes, no dejaron de mencionar las simpatías que despertó en ellos el padre de la actual legisladora. En ese punto lo inició Luis Eduardo Baena, ex dirigente del PRD en Bahía de Banderas, así como otros ex militantes panistas, priistas y de otros partidos que hoy visten la camisola del Partido Morena, o simpatizan con él.

Baena aclaró que como simpatizantes no se ha dado “un cheque en blanco”, y siguió Pepe Martínez, el vallartense que exhortó a la legisladora a poner los ojos en el régimen del Infonavit, que ya dejó de ser un apoyo para los trabajadores; hubo quien le cuestionó que cómo había sido su vinculación siendo del PAN a integrante al equipo de Obrador y a su lucha social.

Siguieron personajes como Rodolfo Alvarez Tostado, un fiel seguidor del “Maquío” en su tiempo, así como Francisco Corral, y su queja de la falta de estructura de Morena, así como Fátima Enciso, interesada en su punto de vista de los medios de comunicación y las redes sociales hoy, sin faltar la queja contra los políticos de su tiempo de la ex diputada priista Emma Araceli Barba.

Los empresarios liderados por el doctor Jorge Villanueva, así como por Adalberto Moreno, Armando Cantú, Fernando Hernández y Felipe Tomé entre otros, guardaron un discreto silencio y la mayoría salió del salón al concluir la exposición de la legisladora por el Estado de Nuevo León.