CiudadJaliscoPortadaPrincipal

Falleció Guillermo García Oropeza, tapatío polifacético

  • Guillermo García Oropeza fue arquitecto, historiador, periodista y académico.
  • Héctor Pérez, Guillermo García Oropeza y Juan Luis Cifuentes Lemus.
  • El escritor fue dueño de una prosa exquisita, amena, ágil y sarcástica.
  • Fue colaborador de Vallarta Opina y un conferencista extraordinario.

Jalisco pierde a un escritor ilustre


Por Enrique Pineda
Puerto Vallarta

Este miércoles 28 agosto el arquitecto, historiador, periodista y académico Guillermo García Oropeza falleció a los 82 años de edad.

Escritor dueño de una prosa exquisita, amena, ágil y sarcástica, escribió una docena de libros sobre Guadalajara, sus barrios, los tapatíos, por eso era reconocido como el “guadalajarólogo” número uno.

García Oropeza era un charlista inigualable, divertido, ofreció innumerables conferencias sobre temas muy variados. Fue un hombre de una gran cultura.

En Puerto Vallarta ofreció numerosas conferencias bajo la organización de Vallarta Opina, diario en el que escribió durante 25 años la columna Malecón.

Se recuerda de una manera especial una magistral charla que ofreció al lado del también desaparecido periodista Gregorio González Cabral, de quien fue un gran amigo.

Guillermo García Oropeza escribió también en tres de los once libros editados por Vallarta Opina. Con su fallecimiento Jalisco pierde a un escritor ilustre.

GRAN TRAYECTORIA

Guillermo García Oropeza nació en Guadalajara en 1937. Sus primeros estudios fueron en Guadalajara, Tecate, Tijuana, Querétaro y en la Ciudad de México. Estudió la carrera de Arquitectura en la Universidad de Guadalajara. Cursó sus postgrados en las universidades de Yale, Cincinnati y en el Bouwcentrum de Rotterdam.

Fue profesor en la Universidad de Guadalajara en las escuelas de Artes Plásticas, Arquitectura, Filosofía y Letras. Fue director de la escuela de Artes Plásticas y director de Planeación de la Universidad de Guadalajara.

Aunque practicaba de joven la Arquitectura y trabaja en organismos de Planeación poco a poco se fue involucrando en labores de promoción cultural, siendo director de la Galería Municipal de Arte y Cultura, y director del Departamento de Bellas Artes de Jalisco, también trabajó algunos años en la Ciudad de México en la SEP como asesor del subsecretario de Educación Superior y como el último director del CONESCAL, organismo especializado en la arquitectura de edificios escolares.

SU VENA PERIODÍSTICA

Paralelamente, García Oropeza llevó a cabo labores de periodismo y escribió diversas columnas para periódicos locales y de la Ciudad de México, columnas que llevan distintos nombres como Medias Verdades en El Informador, Francotirador en El Occidental, Guadalajaras en Mural, Malecón en Vallarta Opina.

Escribió diversas colaboraciones para las revistas de la Universidad de México, Plural o Artes de México, así como para revistas literarias de Guadalajara como Clave, Coatl y Summa, así como para Cuadernos Hispanoamericanos de Madrid.

También tuvo un espacio radiofónico llamado Circo, Maroma y Teatro en la radio de la Universidad de Guadalajara y un programa de comentarios comunitarios y culturales en la televisión.

Colaboró en diversos periódicos de la Ciudad de México, en Excélsior donde escribió sobre Arquitectura y en temas diversos en el suplemento cultural de La Jornada. Desde hace cerca de veinte años colaboró con la columna, Cuesta Abajo, en la revista Siempre!

ESCRIBIÓ SOBRE GUADALAJARA

En la Universidad de San Francisco enseñó History of Mexican Art y dio conferencias en los Estados Unidos, Francia, Reino Unido, España, Grecia, Austria y Turquía y en El Salvador, así como en múltiples ciudades mexicanas.

Ganó muy joven el Premio Jalisco de Letras, así como diversas preseas como la José Clemente Orozco y la Pedro Ciprés.

Fue miembro por dos períodos del Sistema Nacional de Creadores de CONACULTA. Es autor de 44 libros. Entre ellos se destacan Guía Informal de Guadalajara, invitado por el gobierno de la ciudad en los años setenta y que contó con ilustraciones de Alfonso de Lara Gallardo, siendo el inicio de una serie de libros sobre la capital tapatía como Guadalajara y sus caminos al Mar, en colaboración con José Rogelio Álvarez y publicada en España.

Otros libros fueron Guadalajara, La Perla de Occidente, publicada por la Fundación Cultural Banamex; Guadalajara, Guadalajara en una refinada edición preparada para la visita de alcaldes hispanos; y un curioso libro sobre la historia de una manzana del centro de Guadalajara llamada El Jardín de la Historia.

En su momento escribió Murales de Jalisco, cuya segunda edición fue ordenada por la Presidencia de la República y años después un libro sobre el pintor y dibujante Alfonso de Lara Gallardo, así como ensayos sobre la obra escultórica de Federico Silva o la pictórica de Ricardo Martínez.

LIBROS DE ARQUITECTURA

García Oropeza escribió también dos libros sobre los arquitectos mexicanos Luis Barragán e Ignacio Díaz Morales, así como sobre el arquitecto, restaurador y acuarelista Gonzalo Villa Chávez, impreso por la Universidad de Colima.

También escribió un libro sobre el artista colimense Alejandro Rangel Hidalgo patrocinado por los gobiernos de Colima y Jalisco, así como por CONACULTA y Banamex.

Para la Universidad de Guadalajara escribió su Devoción de Arreola y una serie de ensayos sobre personajes de las letras y cultura mexicana para la Secretaría de Cultura de Jalisco.

La editorial Exágono le publicó una selección de artículos llamada Medias Verdades y la Editorial Utopía publicó su Viaje Mexicano, libro cuya segunda edición la realiza SEP Setentas.

Fue invitado por una editorial de Hong Kong y Singapur para escribir en colaboración con Kal Müller un México que luego se traduce al francés, alemán, italiano y curiosamente al español de nuevo en la editorial El País de España. Para la misma editorial asiática escribió el libro Mexico City.

En colaboración con su hijo Cristóbal escribió el libro One Hundred & One Beautiful Towns, que publicó en inglés la editorial Rizzoli de Nueva York-Milán y en español la editorial Ilustra.

Tuvo la oportunidad de viajar ampliamente en México, los Estados Unidos, Sudamérica, Europa y Asia. A lo largo de los años conjuntó un nutrido acerbo de libros, música y películas.

En los últimos años leyó maniáticamente periódicos en Internet y profundizó en las lenguas inglés, francés e italiano, además de interesarse en las palabras.

A Guillermo García Oropeza le sobreviven tres hijos y siete nietos, que incluyen dos parisinos.

Descanse en paz.