Cualidades ExquisitasGente PV

11 consejos para ser un caballero

La caballerosidad aplica no solo en un contexto de pareja, también con la familia, los amigos, y compañeros de trabajo. Un hombre atento siempre será bien visto


Melissa López
Consultora de imagen

En la actualidad, en ocasiones el hombre ya no sabe cómo tratar a una mujer; en la búsqueda por la «igualdad» la mujer se proyecta muy independiente, lo cual deja un poco en riesgo la caballerosidad; sin embargo, el hombre que es atento, lo es siempre, en todo momento: con su familia, amigos, en un contexto personal, social e incluso laboral, sin importar la época en que se esté viviendo.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La caballerosidad no se relaciona a cierto estatus económico, moda o edad; simplemente de manera natural el hombre es educado y cortés. La educación se aprende desde pequeños en casa, si no fue así, el hombre puede desarrollar ciertas habilidades para ser un caballero sin ser un impedimento el factor edad.

Te invito a seguir estos consejos para ser un caballero:

  1. Sin importar que la llave del automóvil desactive el seguro de la puerta de manera automática, un caballero siempre abre la puerta a la mujer, la ayuda en el acenso; de igual forma al momento de bajar ella del coche el hombre puede ofrecer la mano como apoyo.
  2. El hombre que es atento al caminar por la calle con una mujer, ofrece su brazo al andar, pasa por detrás de la mujer para transitar por la parte exterior de la acera como símbolo de protección.
  3. La puntualidad es algo que caracteriza a un caballero.
  4. Al llegar a una casa de visita, el caballero hace uso del timbre, no del claxon del automóvil, ni envía un mensaje de texto por WhatsApp para informar que ya llegó.
  5. Cede el paso al ingresar o salir de un lugar.
  6. En un restaurante ofrece el mejor asiento y ayuda a la mujer recorriendo la silla para que ella pueda sentarse.
  7. Ofrece tu abrigo si la mujer tiene frío.
  8. Un caballero coopera gustoso con las labores del hogar: lavar platos, barrer, cuidar a los hijos.
  9. Un hombre cortés por ningún motivo se expresa mal de una mujer o habla de su intimidad, por eso la frase “un caballero no tiene memoria”.
  10. Un caballero sabe cuándo ser discreto y prudente.
  11. El hombre que es educado está atento a la persona y no al celular.

La mujer es quien en varias ocasiones da la pauta para que el hombre sea amable, si bien la caballerosidad no es una obligación, es una muestra de cortesía, por lo tanto, es de buen gusto que la mujer agradezca por dicho trato e incluso tener detalles de atención hacia el caballero es bien visto.

La caballerosidad aplica no solo en un contexto de pareja, también con la familia, los amigos, y compañeros de trabajo. Un hombre atento siempre será bien visto.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.