Gente PVToma Control

El cáncer de próstata, un reto, su control y tratamiento

Dennis Weaver.


Dr. Raúl Morales

Estimados amigos, el cáncer de próstata en México sigue siendo un reto, tanto su control como tratamiento, ya que afecta a la población masculina que se encuentra en su mejor etapa de productividad y de responsabilidades.

Su inicio puede darse sin ninguna queja clínica ni molestia, y puede ser simplemente un hallazgo después de un examen de rutina, cuando el laboratorio reporta una determinación del PSA elevada (Antígeno Prostático específico), cuyos valores normales van para los hombres de 50 años, los valores deben siempre estar por debajo de 2.5 a sabiendas que los valores normales en adultos deben ser siempre hasta 4.0 nanogramos por mililitro (ng/ml).

Las cifras

Desde el punto de vista estadístico, el cáncer de próstata es el más común en la población masculina, superado por el cáncer de piel según las estadísticas oficiales. En México más del 65% de estos cánceres son diagnosticados en hombres mayores de 60 años, y se le considera como la causa principal de mortalidad secundaria a procesos malignos, ya que puede afectar hasta el 16% su incidencia en la población mexicana de adultos masculinos.

Según las estadísticas, se diagnostican cerca de 200,000 casos nuevos de próstata en cada año, y se acompaña de una mortalidad por este proceso maligno de aproximadamente 40,000 casos por año.

Detección

Para fines prácticos, la mayoría de los casos de cáncer de próstata se detectan cuando este padecimiento maligno está limitado a la glándula prostática, y en algunos casos más a los órganos y tejidos vecinos. Debemos recordar que el tratamiento de este tipo de cáncer es uno de los más controversiales, siempre ha existido un desacuerdo y múltiples opiniones entre los profesionales de la medicina, por lo que al principio cuando se hace el diagnóstico de este padecimiento maligno el paciente debe escuchar las opiniones más autorizadas entre los médicos urólogos, oncólogos, cirujanos o radioterapeutas, es difícil inicialmente tomar una decisión porque cada especialista puede opinar conforme su actividad en esa área de la medicina.

Está enfermedad maligna es más fácil detectarse hoy en día, y ha aumentado el número de casos detectados en etapa temprana desde el año 1978 que fue la fecha que apareció la prueba específica para esté caso, como es el antígeno prostático específico, que por sus siglas en inglés se le conoce comúnmente como PSA. Por medio de esté examen de laboratorio se mide el antígeno prostático específico en sangre, sus resultados cuando son anormales pueden evidenciar  enfermedades de la próstata, desde la hiperplasia de la próstata benigna, infecciones de esa región anatómica así como inflamaciones inespecíficas, por supuesto puede mostrarse muy elevadas en pacientes portadores de cáncer de próstata,  esta prueba es muy sencilla, pues se requiere únicamente un poco de sangre y los resultados son altamente confiables, no se requiere de exámenes por tacto rectal, hecho que muchos hombres no desean y por ese motivo se niegan a ser explorados a pesar de tener sospechas de cáncer de próstata.

Anatomía de la próstata

Desde el punto de vista anatómico la próstata tiene el tamaño de una nuez, y cuando mucho llega a crecer del tamaño de un huevo de una gallina. Su función principal es la de producir parte del fluido de la eyaculación del cual se vacía en la uretra cuando sucede el orgasmo. Esté especial liquido facilita la trasportación del esperma en el momento de la eyaculación. Las vesículas seminales son dos pequeñas estructuras en forma de bolsa unidas en la parte posterior de la próstata, estas vesículas producen un fluido extra que pasa atreves de la próstata durante la eyaculación.

La glándula prostática está compuesta por cientos de pequeños conductos forrados de células que producen el fluido de la eyaculación. Este tipo de células se transforman cuando aparece el cáncer en la próstata porque comienzan a reproducirse rápidamente y sin control, lo que las convierte en células cancerosas, que al final conduce a un agrandamiento de la glándula prostática.

Al inicio cuando aparece el cáncer de próstata, habitualmente no produce síntomas porque su desarrollo es lento, por lo que no puede ser detectado, ya que cuando crece clínicamente puede el paciente presentar polaquiuria o aumento del número de micciones durante el día o la noche, y es la razón de que un examen de sangre como es el PSA es una prueba sencilla y segura para la detección temprana para esté proceso maligno.

Metástasis

Las células del cáncer de próstata tienen un gran potencial para extenderse a cualquier parte del cuerpo, aunque tienen más facilidad de migrar en forma de metástasis a todos los huesos, produciendo inicialmente lesiones líticas y que puede llegar incluso a fracturar los huesos.

Un paciente con cáncer de próstata avanzado y que no ha recibido tratamiento, se acompaña de pérdida de peso, ataque en el estado general, manifestaciones a nivel urinario y dolores en los huesos como producto de las lesiones líticas abundantes de este proceso maligno. Es muy importante recordarles a los hombres que llegaron a los 50 años, que acudan al laboratorio para que se les practique una determinación de PSA y de acuerdo a los resultados va a ser muy fácil que tengan una buena orientación médica al respecto ya que ser curado de cáncer de próstata, significa la erradicación total en el paciente, sin embargo, en la práctica no es tan sencillo, ya que cuando se practica la extirpación de la próstata (prostatectomía) se tiene el riesgo de que pudiera quedar tejido residual maligno, demasiado pequeño para ser detectado a través de los diferentes métodos de diagnóstico, por lo que erróneamente se pudiera pensar que el paciente ha sido curado, por lo que actualmente ante la evidencia de estar sin síntomas se dice que está en remisión y que requiere vigilancia para  que con el pasar de los años puedan llegar a estar curados, ante esta situación es muy importante mantener clínicamente muy vigilados para lograr que estas personas tengan una sobrevida larga y lleguen a la curación total ya que según las estadísticas el 70% de los pacientes en remisión han sido curados.

Nuestra institución ha recibido diferentes pacientes con cáncer de próstata, comúnmente todos ellos han recibido tratamientos previos (cirugía, hormonoterapia, radioterapia, etcétera) y han acudido buscando nuevos abordajes terapéuticos como el caso de la inmunoterapia adoptiva, utilizando sus propias células del sistema inmune como una versión terapéutica diferente en la búsqueda de su curación.

Hemos tenido la fortuna de haber recibido para tratamiento entre muchos otros pacientes, a dos personajes muy conocidos, el primero Dennis Weaver mejor conocido artísticamente como McCloud y el otro personaje fue recientemente atendido en nuestra institución, un personaje de Brasil muy importante dedicado a la construcción de puentes sobre el mar y a la transformación de agua sucia convertida a agua potable, ambos nos dejaron una maravillosa impresión y una lección de cómo un ser humano lucha por su vida.

Comuníquese con nosotros al teléfono 322 2936161 o al correo drmorales1999@gmail.com para contestar sus dudas o preguntas.