Consejos de una abuelita modernaGente PV

Síndrome de Procusto


Por un México mejor

Por desgracia existen infinidad de Poderosos Corruptos con el “SÍNDROME DE PROCUSTO“, que sin importar razas, credos o nacionalidades; estatus sociales; edades o sexos; los vemos en cada momento de nuestra maravillosa existencia, y son los que han llevado a éste enigmático Planeta a vivir un estado crítico, en espera de que un milagro les ayude a sanar esas mentes desquiciadas para que se vuelvan más humanos y dejen de provocar tanto dolor a esos inocentes seres llenos de miedo, angustia y desesperación, porque no son capaces de enfrentarlos con valentía y cabalidad, ¡ya que corren el riesgo de ser eliminados de la faz de la Tierra!

El “SÍNDROME DE PROCUSTO“, define a aquellos que, al verse superados por el talento de otros, deciden menospreciarlos. Incluso deshacerse de ellos. El miedo los lleva a vivir en una continua mediocridad, donde no avanzan ni dejan que otros lo hagan.

Por eso me encantan las palabras de Frederick Douglas, que decía: “Es más fácil construir niños fuertes que reparar adultos rotos “.

Pero… ¿cómo podrán construir niños fuertes, si la mayoría de esos Padres modernos, prefieren delegar sus obligaciones a Papá Gobierno u otras personas, porque no tienen tiempo ni para vigilar las vidas de sus divinos ángeles terrenales?

Se supone que trabajan para darles lo mejor a ellos, pero… ¡para qué sirve el matarse trabajando, si no te das cuenta que en la hora del recreo, tu inocente criatura sufre el famoso “Bullying” del grupo de ese poderoso “PROCUSTO”,  por eso baja sus notas y no quiere ir a la escuela prefiriendo la ignorancia!

La primer Doctora Italiana María Montessori decía: “Ignorancia más religión, provoca terrorismo. Ignorancia más poder, tendremos tiranía. Ignorancia más libertad, habrá caos. Ignorancia más dinero, causa corrupción. Ignorancia más pobreza, engendra el crimen…. Porque la Ignorancia es la guarida para el diablo y la Educación es la llave para evitar tanto desastre…

Pero… ¿cómo no habrá tanto desastre en el vejado Globo Terráqueo, si cada vez hay menos hogares con papá y mamá que se preocupen por traer a sus hijos al mundo con mucho amor, cuidado y verdadera protección, dentro de un ambiente lleno de paz y libertad (no libertinaje)?

Desde que se acabaron los Maestros de vocación, donde se preocupaban hasta que leyéramos esos maravillosos libros de literatura universal; tristemente ahora vemos muchos de ellos que  se dedican a hacer paros, marchas, y algunos, hasta enojados se pelean usando un vocabulario soez, o tienen un comportamiento inadecuado para ser el “Maestro ejemplar de un grupo de criaturas”… ¡Olvidando que la tecnología moderna se encuentra hasta en los lugares más remotos y sin darse cuenta son grabados  y expuestos no sólo a nivel nacional sino mundial! y con esas actuaciones nefastas… ¡Se atreven a exigir sus derechos como Maestros!

Los Maestros de vocación que enseñaron a mi madre, quien sólo pudo cursar hasta el cuarto año de primaria, fueron muy queridos, admirados y respetados en el pueblo; mi madre con su escasa educación, jamás escribió con faltas de ortografía, y cuando estábamos en preparatoria ella nos ayudaba cuando teníamos dudas. Los niños y los adultos eran amados, protegidos y muy respetados por toda la población. Conocí el “SÍNDROME DE PROCUSTO“ hasta que  llegué a estudiar a la Cd. de México.

Por eso te suplico encarecidamente, haz un alto en tu vida, analizándote a fondo y si por desgracia padeces del “SINDROME DE PROCUSTO”… ¡procura descartarlo de tu vida, continuando tu existencia, en un ambiente de paz, respeto y libertad, porque  necesitamos unirnos todos por amor a nuestra Patria, para sacar adelante a nuestro México querido!

 

Cariñosamente Ana I.