CiudadLocalPortadaPrincipal

Guardia Nacional combate robo de huevos y caza de tortugas

Redacción 
Puerto Vallarta


A pesar de que se ha avanzado mucho en la conservación de las tortugas marinas, su conservación como especie amenazada sigue siendo parte de una problemática nacional, y de nuestra región específicamente, ya que vivimos en un lugar privilegiado por la naturaleza por ser un punto importante para la anidación de las tortugas marinas en México.

Por tal motivo y debido a los reportes presentados a través de denuncias ciudadanas,
la GN apegados a la Ley de la Guardia Nacional en su articulo 6 inciso 3, “Salvaguardar y preservar los bienes y recursos de la Nación”, realizó un operativo en áreas de saqueo de nudos y matanza de quelonios, con la finalidad de preservar y efectuar disuasión en campos tortugueros en el área costa Norte del Estado. El principal problema que afecta a las tortugas marinas es la extracción directa, la extracción de huevos y la destrucción, contaminación o degradación de sitios de alimentación. Además de que las tortugas marinas aún son sacrificadas por su carne y huevos.

Según datos del Gobierno de México, “Nuestro país es privilegiado por su diversidad de tortugas marinas. Siete de las ocho especies reconocidas en el mundo anidan en las playas de México, tanto en las del Pacífico como en las del Golfo de México y El Caribe. Lo anterior convierte a México en el país con el mayor número de especies de tortugas marinas, pues utilizan las aguas marinas de jurisdicción nacional con fines de crianza, tránsito o alimentación. Además se resalta que estas especies se encuentran en veda en el país desde 1990.”

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, todas las especies de tortugas marinas de México se encuentran clasificadas en la categoría de riesgo “en Peligro de extinción”. Además, se ha documentado la declinación drástica de las poblaciones de tortuga laúd del Pacífico y la Carey del Caribe, por lo que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) las clasifica en Peligro crítico de extinción.

Hasta este momento aún no se han realizado detenciones relacionadas con estos operativos, pero la Guardia Nacional seguirá vigilando las zonas con el objetivo de preservar estas especies.