Aprende Por Qué los Discos de Freno son Elementales en los Coches

El disco de freno es un componente importante del sistema de frenos. Si el sistema de frenos es capaz de desacelerar el coche en todo momento y con seguridad, deteniéndolo por completo si es necesario, el disco de freno debe combinarse con las pastillas de freno para generar un par de frenado (una fuerza de frenado).

Este par se transmite al cubo de la rueda y desde allí a la llanta. Durante el frenado, la energía cinética del vehículo se convierte en energía térmica debido a la fricción entre las pastillas de freno y el disco de freno, lo que permite lograr una reducción de la velocidad.

El 90% del calor generado durante el frenado penetra inicialmente en el disco de freno, donde está amortiguado. Después de esto, se pasa al aire del ambiente.

El disco de freno funciona así como un intercambiador de calor. Sin embargo, su capacidad de absorber calor es limitada. Por lo tanto, el calor debe ser disipado al aire del ambiente rápidamente si se debe evitar el daño debido al sobrecalentamiento.

Por consiguiente, los frenos de disco desempeñan un papel fundamental en los coches, específicamente en el sistema de frenado, uno de los sistemas de mayor importancia de todo vehículo, esto por el hecho de que un buen funcionamiento de los frenos representa seguridad para el conductor y las otras personas que se trasladan en el coche.

Por esta razón, es necesario el recambio de los discos de freno regularmente, puedes adquirir las piezas con comodidad, rapidez y confianza en www.euautorecambios.es, de manera tal que puedas tener un óptimo sistema de frenos y prevenir los posibles accidentes.

.

Los tipos de frenos de disco.

  • Discos de freno ventilados: Durante la conducción cuesta abajo, los discos de freno pueden alcanzar temperaturas de hasta 700°C (calor rojo). Por esta razón, los discos de freno ventilados se usan con mucha frecuencia para una mejor refrigeración, principalmente en el eje delantero. Su superficie es mucho más grande y más adecuada para el intercambio de calor. En comparación con los discos de freno ventilados, los discos de frenos sólidos solo pueden disipar el calor al ambiente más lentamente.

    Los anillos de fricción en los discos de freno ventilados están interconectados por medio de bandas en forma de costillas o cúpulas. La rotación del disco de freno genera succión de aire que extrae el aire del interior del disco de freno a través de un conducto de ventilación. Las pequeñas partículas de aire que esto hace que entren en contacto con la superficie del disco de freno absorben la energía térmica y la transportan hacia afuera.

  • Discos de freno perforados o ranurados: Se puede lograr un enfriamiento aún más efectivo con discos de freno perforados o ranurados. Estos tipos de discos también se benefician de ser menos sensibles a la humedad. No obstante, son más caros y en algunas circunstancias pueden generar mucho más ruido durante el frenado.

.

Generación de ruido y vibraciones durante el frenado

Los anillos de fricción en los frenos de disco generalmente tienden a deformarse cuando se calientan. Esto puede conducir a la generación de ruido desagradable y vibraciones durante el frenado (vibración de freno).

Es por esta razón que los fabricantes de freno conocidos se esfuerzan por encontrar formas de adaptar el diseño de los discos de freno para evitar la deformación.

Sin embargo, en algunos casos, la vibración del freno es inevitable, ya que las vibraciones o el juego en los cojinetes de las ruedas pueden hacer que las pastillas de freno entren en contacto repetido con el disco de freno incluso cuando no se está frenando activamente.