“Ya párenle a sus infundios y mentiras”

Carlos Lemus Mateos sale al paso de quienes desprestigian el proyecto Punta Paraíso a base de campañas mediáticas con argumentos carentes de sustento

Por Eugenio Ortiz Carreño / Bahía de Banderas

Después de aguantar toda una campaña de desprestigio durante más de dos años, Carlos Lemus Mateos, director del Proyecto Punta Paraíso decidió salir al paso del grupo que ha desprestigiado el desarrollo y causado graves pérdidas y daños que implican un retraso de más de un año en la construcción y comercialización del producto.

Lo anterior fue dado a conocer en una conferencia de prensa convocada por el propio director del desarrollo Punta Paraíso, quien abundó que además el departamento jurídico de Punta Paraíso ha iniciado un procedimiento jurídico que por estrategia se hizo en un juzgado de Jalisco, debido a las presiones que el colectivo ejerce sobre las autoridades en Nayarit.

En dicha demanda, refirió que se señala a personas como el diputado Ismael Duñalds Ventura, el dirigente de la Alianza de la Costa Verde, Indalecio Sánchez, así como a una señora de nombre  “Elvia N” y al dirigente de la Alianza Jaguar, Erik Saracho Aguilar, a quienes se señala de haber emprendido desde sus inicios, una campaña de desprestigio en contra de Punta Paraíso.

En ese sentido, añadió que “es una lástima que un grupo de personas con intereses oscuros manipulen a grandes grupos, en su mayoría extranjeros y se tomen atribuciones de autoridad, y presionen a las legítimas autoridades a través de redes sociales, que tienden más a ser asociaciones criminales, pues basan sus dichos en falsedades, amenazas y agresiones físicas”.

Expresó que es lamentable, porque atentan en contra del derecho de un pueblo a  recibir inversión y desarrollo que les beneficie con trabajo y derrama económica. Esto es grave porque la Riviera Nayarit está en un proceso de crecimiento dinámico que beneficia a todo el Estado de Nayarit.

En estos momentos se necesita que haya más proyectos como los de Costa Canuva, o de la Mandarina, en el área de Compostela, además de la nueva carretera de cuatro carriles que construye el Estado con apoyo de la Federación y que demuestra que en la región hay mucha obra y ojalá viniera más.

INHIBEN LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

Sin embargo, advirtió que conductas como las asumidas por colectivos de San Pancho, inhiben la inversión y la actividad empresarial en la zona. Es natural que a los empresarios les de miedo invertir  y encontrarse con grupos así que sin pruebas ni nada de sustento legal, ataquen y emprendan campañas mediáticas y el inversionista tiene que tomar precauciones.

Aunque evitó nombrar alguno en específico, advirtió que a raíz de la campaña de desprestigio de que ha sido víctima el proyecto Punta Paraíso, se han detenido proyectos de inversión en San Pancho, y sin duda “hay gente que se la piensa dos veces ya”. Sin embargo, consideró que ahora al salir a defender su proyecto, habrá gente que diga, “si vamos…”.

PROYECTO EN REGLA

Previamente, el director de Punta Paraíso añadió que el desarrollo que consta de tres cuerpos de edificio, y que hoy aún están en construcción, pues por los ataques se han ocasionado retrasos en construcción y comercialización de casi un año. Esto fue valorado en aproximadamente 10 o 12 millones de pesos, pero puede ser mucho más.

Explicó que el proyecto es completamente legal y ha cumplido con lo establecido en las leyes y reglamentos vigentes. Por ejemplo en cuanto al pueblo de San Pancho, refirió que aunque se permiten hasta seis niveles, ellos aceptaron bajarle a cinco, para evitar conflictos con los lugareños.

En cuanto al tema del agua, informó que han realizado donaciones al Consejo local, que recientemente fue renovado y se le donaron medidores para ser instalados en los domicilios del pueblo, porque lamentablemente muchos no pagan el servicio del agua, con ello cumple con su compromiso como empresa socialmente responsable.

Reiteró que en cuanto al polígono, el predio se ajusta a la delimitación vigente, no invade área federal marítimo terrestre y en realidad no invade área de la playa, como gritan los colectivos. Indicó que desde el inicio de la obra las cosas no han sido fáciles, ya que en la puesta de la primera piedra, fue saboteada por este grupo.

Desde que se inició la tramitación de permisos y licencias, ha habido cambios de autoridades y funcionarios, al menos dos ayuntamientos, dos delegados de Semarnat, dos delegados de Profepa y más, y “el grupo que nos ataca dice que somos corruptos y por eso nos ataca, y dice que hemos corrompido a la autoridad”.

“Nos atacan y le pegan a la autoridad”, sin considerar que “no habría negocio ni fondos suficientes para sobornar a todas las personas involucradas en el tiempo y el desarrollo del proyecto”. De paso afirmó que es una falta de respeto a inversionistas, y a las autoridades de los tres niveles de gobierno quienes han tenido que soportar toda clase de acusaciones y ataques mediáticos señalándolos de corrupción, sin sustentar sus afirmaciones.

Lo peor afirmó, es que la mayoría de los integrantes de dicho grupo son extranjeros, porque en cambio la población nativa que reside en San Pancho, sí está de acuerdo con el proyecto. Además se llevaron a cabo reuniones con el ejido Sayulita, con Eduardo Plascencia, donde se expuso el proyecto, y fue bien recibido y aceptado.

Respecto a los opositores, como el diputado Ismael Duñalds y la señora “Elvia N”, el personalmente los buscó en sus domicilios. En el primer caso no mostró interés en conocer los argumentos que como empresario tiene, y la señora que ha asumido una actitud militante en contra de Punta Paraíso, de plano no le recibió.