Ballenas ingresaron por sorpresa a Yelapa. Huían de tours acosadores

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


Una madre y su cría de ballenas jorobadas ingresaron a la pequeña bahía de Yelapa y nadaron a escasos 100 metros de la arena, sorprendiendo a turistas locales y habitantes del pintoresco y remoto pueblito. A decir de los que presenciaron ese hecho, el par de ballenas huían de otra zona que a la distancia tenía a un grupo de embarcaciones que observaban a los cetáceos a muy corta distancia.

Es decir, ambos mamíferos acuáticos huían del acoso de embarcaciones turísticas, que en mayor cantidad y menor distancia a la permitida por la Norma Oficial Mexicana (NOM), admiraban a los dos ejemplares justo en cuanto comienzan a realizarse esta clase de expediciones por el inicio de la temporada de avistamiento.

De acuerdo a la legislación vigente, las embarcaciones chicas autorizadas para realizar tours deben permanecer a unos 60 metros de distancia de los especímenes, mientras que para las ballenas grandes la distancia es de al menos 80 metros y no deben se mayor a 4 el número de barcos que observen a un sólo conjunto.

Para los barcos sin permiso, la distancia es de 240 metros.

 

 

En esta captura se ve un ejemplo de como los turistas se acercan más de lo permitido a las ballenas.

 

 

 

Una grabación hecha a menos de 60 metros de un conjunto de ballenas.