CiudadDeportesInternacionalesLocalNacional

Cruceros, en alerta por virus chino; se toman medidas en API

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta

Ante el brote de Coronavirus – una mutación del SARS, que mató a unas 650 personas en China durante 2003 – en Asia, escialmente en territorio chino, la Administración Portuaria Integral ya toma medidas para prevenir cualquier brote en Puerto Vallarta, luego de que miles de pasajeros desciendan de los cruceros que llegan día tras día.
“En el puerto (la terminal marítima) todo está seguro, en nuestra comunidad portuaria están las autoridades que dan el visto bueno al momento del arribo de cada crucero, el coordinador de santidad internacional esta aquí en cada arribo para verificar y corroborar en medidas sanitarias”, señaló una fuente interna de la Administración Portuaria Integral (API) a Vallarta Opina.
Y es que en los cruceros que arriban, hay una considerable cantidad de turistas de origen asiático, incluidos chinos, en cuyo país se ha originado este brote de Coronavirus y que tarda varios días en incubarse para presentar síntomas en el huésped.

Apenas ayer, se registró el primer caso de Coronavirus en los Estados Unidos, un ciudadano de dicho país que hace varios días llegó de regreso de un viaje, y confirmó haber tenido  presencia en Wohan, la ciudad china epicentro del nuevo brote.
Hasta el momento, se registran más de 400 infectados y 9 fallecidos. El Coronavirus causa dificultades respiratorias muy similares a la de la neumonoa y requiere tratamiento inemdiato e internado del paciente. Países como Rusia, India y Corea  del Norte han puesto severos controles en sus fronteras comunes con China para evitar más contagios.
Asimismo, el gobierno mexicano ya anunció que revisará con filtros sanitarios los vuelos provenientes de China y Asia en general, para evitar la propagación del brote en México.
Mientras tanto, este miércoles la Organización Mundial de la Salud prevé una reunión de emergencia para su gabinete, en afán de analizar la situación y determinar la posible declaratoria o no de un estado de alerta por el brote de esta enfermedad viral.