Conoce un lugar con nieve sin salir de Jalisco, a 8 horas de Vallarta

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


Probablemente, para los vallartenses y nayaritas, la nieve en su estado salvaje sea un concepto muy abstracto, al estar envueltos en una densa capa de selva a nivel del mar con temperaturas cálidas y un calor insoportable durante el verano, de hasta 40 grados celsius.  Sin embargo, para muchos sería una gran sorpresa saber que no es necesario ir al norte de los Estados Unidos, Canadá o Europa para tocarla y verla en grandes cantidades.

Basta con manejar unas 8 horas desde Puerto Vallarta, para llegar al sitio en el que sin falta, cada año nieva en Jalisco. Se trata del Parque Nacional Nevado de Colima, un sitio que por sus características geográficas, suele tener la presencia de nevadas durante cada invierno, permitiendo a los jaliscienses y mexicanos del Occidente del país gozar de este paisaje blanco sin ir muy lejos de sus casas.

Pese a su nombre, el 89% del Nevado de Colima se encuentra en territorio de Jalisco; posee 4 mil 330 metros de altitud en su punto más alto, la montaña, y unas 9 mil 375 hectáreas de bosque. Una fauna muy contrastante con el resto del paisaje que le rodea, del lado de colima, una selva como la del resto de la costa de Jalisco, y del otro, los desiertos arenosos de Sayula.

A este sitio se puede llegar fácilmente por la carretera federal 200, hacia Colima, y de ahí dirigiéndose hacia Ciudad Guzmán; también se puede utilizar la 544 y desviarse a Colima, o tomar rumbo a Guadalajara e ir por autopista desde esa salida en dicha ciudad; igualmente, el trayecto durará un promedio de 8 horas.

Al llegar, se puede acceder en automóvil, y subir con el vehículo hasta la zona de acampar, a unos 500 metros de la cima, tomando unas 6 horas de camino. O también, dejar el coche en el estacionamiento junto a la carretera, y subir a pie, algo que toma entre 8 y 12 horas, según el ritmo de la excursión.

 

 

Se puede ir para acampar una o varias noches, o simplemente pasar una día de campo en familia, pero para encontrar la nieve, hay que subir al menos la mitad del recorrido. La vista del paisaje es impresionante, bosque con nieve blanca y una ciudad pequeña de fondo, la de Guzmán.

Es una zona con abundante fauna, como venados y zorros, pero también, interesantes formaciones geológicas, dado su origen volcánico. De hecho, la montaña del parque mismo es un volcán extinto, y a un kilómetro de costado, esta el activo Volcán de Fuego de Colima, que ocasionalmente emite fumarolas.

Justo esta semana se acaba de cubrir de nieve por el paso del frente frío número 38, y aunque por el extremo clima ocasionalmente es cerrado, en cuanto pasan las tormentas reabren el paso para que la gente pueda disfrutar de la nieve antes de que se derrita.