Otro crucero es puesto en cuarentena por POSITIVO en coronavirus

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


La semana pasada, un gigantesco crucero de 6 mil pasajeros, el Costa Smeralda, fue la noticia mundial al ser puesto en cuarentena debido a que una pasajera china presentaba síntomas de estar infectada con el virus 2019-nCoV (coronavirus). Esto sucedió en un puerto de Italia, y el viaje entero se retrasó, pues hubo que esperar a las pruebas y los turistas no pudieron desembarcar. Afortunadamente, el resultado de la prueba fue negativo en la mujer.

Pero desde anoche, un caso similar ha dado la vuelta al mundo, el de la nave Diamond Princess (de la línea Princes Cruises), que con sus 2 mil 500 pasajeros y mil tripulantes a bordo, fue puesta también en cuarentena, en el puerto japonés de Yokohama, ante las sospechas de contener un caso de 2019-nCoV.

Una vez dejada a una distancia segura de la costa, la enorme embarcación, con 290 metros de eslora, fue abordada por un equipo médico especial para hacer pruebas a los pasajeros. Un hombre de 80 años a bordo confirmó positivo en el chequeo médico, y por lo tanto, las autoridades evaluarán a cada pasajero y tripulante para determinar el protocolo a seguir.

El pasajero, un hombre orginario de Hong Kong, había viajado dentro de los 10 días anteriores a la China continental, donde probablemente se contagió del coronavirus. No se descarta que más pasajeros hayan ahora sido infectados.

Hasta el momento, ya van unos 20 mil infectados por este nuevo virus, en al menos 24 países, pero el 95% de los casos se concentra en China, donde han muerto 424 personas y solo 1 en otro país, Filipinas.

También, cabe destacar que a raíz de la crisis sanitaria internacional causada por el virus, al menos 5 líneas navieras suspendieron operaciones en China, así como diversas líneas aéreas de varios países cancelaron todo vuelo directo entre el gigante asiático y sus territorios. Estados Unidos, por ejemplo, ha prohibido la entrada a su país a todo ciudadano chino o extranjero que haya estado en territorio chino 14 días antes, que es el tiempo de incubación del patógeno.