Category: Vamos por partes

Corruptos e incompetentes

Corruptos e incompetentes

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   La depresión problema, de cuidado, tanto o más que la hipertensión, la diabetes o gastritis; puede conducir a derrame cerebral. Se ...

A mitad del camino

A mitad del camino

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Me centro en la pobreza nacional. Claro que me es difícil admitir que en lugar de salir del bache lo convirtieron en un socavón de ...

Dios nos defendió

Dios nos defendió

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Puerto Vallarta está indefenso ante la embestida de fenómenos hidroclimatológicos, en la penuria total. El Huracán Patricia nos hubiera ...

“Asegunes”

“Asegunes”

Por J. Mario R. Fuentes (*) Jose.reyes@univa.mx   Según Nietzsche existió una especie de forzosidad existencial en la tragedia griega, aquí en Puerto Vallarta se repiten los actos ...

Empresarios Comprometidos

Empresarios Comprometidos

Por J. Mario R. Fuentes (*) Jose.reyes@univa.mx   Los comentarios del licenciado Arnulfo Ortega Contreras fueron dardos, todos dieron en el blanco. El compromiso por el ...

Muerte y crisis; trágicas

Muerte y crisis; trágicas

Por J. Mario R. Fuentes (*) Jose.reyes@univa.mx   Me encontré al doctor Hugo Gutiérrez Vega en el CUC, momentos antes de iniciar la proyección de la cinta La Noche de la Iguana. Fue ...

Contubernios

Contubernios

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Viene el 2016 con su carga de spots, pinta de bardas, volantes y más contaminación visual y auditiva, vale la pena leer esta columna y ...

Vueltas y vueltas

Vueltas y vueltas

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Se pide responsabilidad a naciones y a ciudadanos. Dar la espalda a la corrupción y ver hacia adelante, difícil para países y ...

El agravio no se olvidará

El agravio no se olvidará

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   El poder envicia, lacera y descubre cuando se padece el síndrome de Hubris. Lo más lamentable es cuando las personas a las que aprecias ...

Cenizas de la sensatez

Cenizas de la sensatez

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Es posible, ¿o no? Usted dirá. Por lo pronto el mayor asalto a la razón, y no me refiero a la obra del filósofo Lukács, El Asalto a la ...

La injusticia de la justicia

La injusticia de la justicia

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Perdí la memoria. No recuerdo el rostro de la justicia y sufro como muchos por su olvido y abandono. En este México lindo, ella ha ...

Con qué quieren convencer

Con qué quieren convencer

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   La pobreza es indeseable, nadie puede aceptarla por muy condescendiente que sea. La inquietud se ve en las calles, las necesidades ...

Chismes, berrinches, llanto y más

Chismes, berrinches, llanto y más

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Nadie con dos dedos de frente puede caer en los engaños, productos de las estrategias manipuladoras con respecto a las elecciones ...

Nadie gana… todos perdemos

Nadie gana… todos perdemos

Por J. Mario R. Fuentes (*) jose.reyes@univa.mx   Aquí en Puerto Vallarta también los habitantes de Villas Universidad, Mojoneras y colonia aledañas más de 20 mil habitantes creyeron en ...

Como en el dominó…

Como en el dominó…

Entre corrupción, posiciones políticas añejas, crisis económica recurrente, recortes presupuestales, pobreza y desconfianzas, viene la contienda política…habrá dos momentos cruciales para Pemex, un ...

Círculo enfermizo

Círculo enfermizo

Estoy como México, me doblo pero no me quiebro. Sí, me siento fatal, jamás experimenté tal situación, como tampoco mi país; los dos estamos demasiado vulnerables, en mi caso porque inicié un ...

Recontrarrecorcholis

Recontrarrecorcholis

Me dejó frío la declaración de Christophe Pierre, nuncio apostólico en México: “la crisis del país es la de la educación”. El prelado lo dijo ante gran número de obispos durante el encuentro nacional ...

Climas atípicos

Climas atípicos

Los seres humanos no entendemos, contaminamos y destruimos la esperanza de los que nos confiaron una loable responsabilidad, sea política o de existencia, se deja de lado la enseñanza basada en ...