Por Rodrigo López Becerril/Puerto Vallarta

Se ha formado una nueva tormenta tropical en las costas del Pacífico central mexicano a la que correspondió el nombre de “Enrique” y aunque la tarde noche de este viernes se encuentra lejana de la bahía de Banderas y no presenta una trayectoria hacia tierra, los expertos consideran que podría dejar un fuerte caudal de lluvias entre el sábado por la noche y el transcurso del domingo, por lo que ya se vigila su avance.

El Comité Científico de Protección Civil de la Bahía de Banderas determinó que el fenómeno puede representar riesgos, sobre todo en partes altas de la sierra, en donde dejaría una descarga de lluvias que elevaría el nivel de los ríos de la región como Mascota y Ameca y sus afluentes.

Hasta la noche de este viernes, la tormenta se localizaba a unos 325 kilómetros al sur de Manzanillo, Colima, y a 520 kilómetros al sur-sureste de Cabo Corrientes, Jalisco, con desplazamiento lento a 15 kilómetros por hora y rachas de viento de entre 75 y 95 kilómetros por hora, con posibilidad de incrementarse y adquirir la categoría de huracán en las próximas horas.

AGUAS CÁLIDAS, EL COMBUSTIBLE

El meteorólogo del Centro Universitario de la Costa, Víctor Manuel Cornejo, explicó que la tormenta “Enrique” se puede fortalecer al interactuar con las aguas cálidas del Pacífico central mexicano que ya que eso es auténtico combustible para estos fenómenos, que pueden aumentar de volumen rápidamente y volverse potencialmente peligrosos.

No obstante, el experto mencionó que los cálculos matemáticos de su trayectoria no ubican un recorrido hacia tierra, pero en estos casos basta con que deje lluvias para que pueda causar afectaciones a la población civil m, de ahí que el llamado es a permanecer informados y evitar las zonas de alto riesgo.

Este tipo de fenómenos, dijo el entrevistado, deben monitorearse y la población estar alerta de los avisos, ya que en cuestión de horas puede crecer el nivel de algunos ríos y poner en riesgo colonias y comunidades de la región.

El gobierno de Jalisco anunció que estará realizando recorridos por las localidades del sur, particularmente Tomatlán y Cabo Corrientes, donde hay zonas vulnerables a inundaciones y población en márgenes de ríos y arroyos o en laderas donde hay deslaves, para hacer los avisos a tiempo completo y de ser necesario, invitar a hacer las evacuaciones, ya que muchas personas permanecen en esos lugares por temor a perder sus cosas o por desconocimiento de la gravedad de los riesgos.

This div height required for enabling the sticky sidebar