EDITORIAL

Puerto Vallarta cerró el pasado mes de septiembre con un total de 1 mil 203 contagios de coronavirus y 80 fallecimientos, números que ubican al municipio en el “pico” de la pandemia del Covid-19 del año pasado.

Las cifras de la Secretaría de Salud Jalisco y de la Secretaría de Salud del gobierno federal establecen que en el mes de julio del año pasado Puerto Vallarta reportó 1 mil 107 contagios de coronavirus y 70 fallecimientos, los cuales representaron el máximo alcanzado en 2020.

El pasado mes de septiembre, comparado con los meses de julio y agosto de este año, por supuesto que se queda muy abajo y refleja una baja en el número de casos positivos de Covid-19.

Sin embargo, en julio se reportaron 5 mil 446 contagios y 50 fallecimientos, mientras que en agosto se reportaron 5 mil 965 y 199 fallecimientos, cifras que se sale de toda proporción a lo observado en Puerto Vallarta a lo largo de 20 meses de pandemia de Covid-19.

De esta manera, se puede ver la pandemia en Puerto Vallarta sigue lejos de estar controlada todavía, pues en el pasado hay meses en los que el número de contagios de coronavirus están muy por debajo de los picos máximos mencionados párrafos arriba.

Por ejemplo, en noviembre del año pasado se reportaron 292 contagios y 9 fallecimientos, mientras que en diciembre del mismo año pasado se reportaron 332 contagios y 17 fallecimientos. Eso es, por decirlo así, controlado al Covid-19.

Es así que los 1 mil 203 contagios de coronavirus y 80 fallecimientos reportados en el mes de septiembre pasado siguen están muy lejos del “control” que se logró en el cierre de 2020.

En este escenario, los integrantes de la Mesa de Salud Jalisco autorizaron el pasado 30 de septiembre la aplicación de nuevas medidas para aforos y actividades culturales, al aprobar el incremento del 33% al 50% de aforo en los estadios Akron y Jalisco.

Además, se incrementó el aforo en restaurantes del 50% al 65% y en bares, antros y centros nocturnos del 25% al 40%. Los eventos sociales en espacios cerrados pueden tener un aforo de 300 personas, en tanto que los realizados en lugares abiertos podrán convocar hasta a 600 personas.

Los integrantes de la Mesa de Salud Jalisco argumentaron que en las últimas semanas la tendencia en casos activos de coronavirus, hospitalización y positividad de casos por la enfermedad se mantiene a la baja.

En este caso –dijeron- el porcentaje de ocupación hospitalaria pasó de 61.4 el 29 de agosto al 38.7 al corte del 25 de septiembre. Además, se encontró que los casos activos tuvieron una disminución al pasar de 9 mil 359 a 6 mil 563 en las últimas tres semanas, mientras que la positividad se redujo de 27.5 a 17.11 en el mismo lapso.

Este descenso es cierto, pero solo comparado con los números reportados en la llamada tercera ola, en la que la pandemia prácticamente se salió de control y explotó con cientos de nuevos contagios y fallecimientos en México, Jalisco y, por supuesto, en Puerto Vallarta.

Al menos en el caso de Puerto Vallarta, estamos lejos de ver la luz al final del túnel, porque echar las campas al vuelo cuando en septiembre se reportaron 1 mil 203 contagios de coronavirus y 80 fallecimientos está fuera de proporción y seguirá siendo un riesgo latente creer que los contagios son menores, cuando en realidad siguen tan altos como los del año pasado, incluso con respecto al mes de enero de este año, cuando se reportaron 1 mil 50 casos positivos de Covid-19.

Por eso podemos afirmar que la baja de contagios de Covid-19 en Puerto Vallarta es un espejismo peligroso para el municipio si no se mantienen las medidas necesarias.

This div height required for enabling the sticky sidebar