Reporteros Vallarta Opina

Puerto Vallarta

Los negocios que no pertenezcan a actividades «no esenciales» y permanezcan abiertos durante la contingencia sanitaria serán multados e inmediatamente clausurados. Así lo estableció ayer el Periódico Oficial del Estado de Jalisco, en el acuerdo por la emergencia de COVID-19.

Lo anterior, en seguimiento a la instrucción dada por el gobernador del estado, Enrique Alfaro, quien a partir de hoy ordenó endurecer las medidas de contingencia sanitaria, mediante la imposición de sanciones como consecuencia de su desacato.

Las actividades «esenciales» que pueden seguir realizándose y dentro de las cuales están los giros comerciales, las determinó la Federación.

Algunos de ellos, son tiendas de abarrotes y supermercados, que podrán seguir despachando alimentos y bebidas. También, giros relacionados con la proveeduría a hospitales y servicios públicos; obras de construcción y servicios de telecomunicaciones.

Giros no esenciales, por ejemplo, serían gimnasios, estéticas, tiendas de electrónica, ropa, accesorios y recuerdos; restaurantes, que únicamente pueden realizar servicio para llevar. Agencias de viaje, casas de empeño, imprentas y despachos legales o de márketing, entre otros.

Las multas serán levantadas por los municipios, encargados de hacer cumplir estás medidas y vigilar el cierre de locales.

También, toda persona que salga para cumplir una labor en un giro esencial, deberá utilizar cubrebocas de manera obligatoria.

No hacerlo, así como resistirse a regresar a casa si no se justifica un motivo para estar en la calle, ameritará desde apercibimiento, llamada de atención y falta administrativa, hasta 36 horas de arresto.

El 17 de mayo el Gobierno de Jalisco evaluará si extender o no el carácter obligatorio de estás medidas.

This div height required for enabling the sticky sidebar